El dólar sería el perdedor si EEUU desata una guerra comercial

// Banca y Negocios @bancaynegocios



La última turbulencia en la administración del presidente Donald Trump está acercando a Estados Unidos a activar una guerra comercial que podría causar el desplome del dólar.

El riesgo de que EEUU se oriente hacia políticas más proteccionistas está aumentando con la salida de voces moderadas, incluyendo la del secretario de Estado Rex Tillerson y del asesor económico de la Casa Blanca Gary Cohn, dijo Paresh Upadhyaya, administrador de cartera en Amundi Pioneer Asset Management, que supervisa aproximadamente $83.000 millones.

Él estima que las probabilidades de una guerra comercial liderada por Estados Unidos son de hasta un 30%, y ve que ese resultado debilitaría al dólar un 12% a $1,40 por euro dentro de dos años.

Si EEUU inflaman las relaciones con sus socios comerciales, particularmente China, y otras naciones toman represalias contra el proteccionismo estadounidense, los inversionistas probablemente venderán el dólar y buscarán refugio en el yen, el franco suizo y el euro, dijo. Las acciones también pueden sufrir.

«El dólar es el gran perdedor», dijo Upadhyaya en una entrevista con Bloomberg. «Los mercadólogos libres, los globalistas, uno por uno, se están yendo; los argumentos son ganados por los nacionalistas económicos».

No es solo el comercio y la política lo que está afectando al dólar. Ha caído alrededor del 3% este año, extendiendo un retroceso de casi el 9% en el 2017 que fue alimentado por la percepción de que otros bancos centrales seguirían a la Reserva Federal en el retiro del estímulo monetario.

Los operadores vendieron el dólar y las acciones estadounidenses tras la noticia del despido de Tillerson, que siguió al de la semana pasada de Cohn después de que el presidente impusiera aranceles a las importaciones de acero y aluminio. En las operaciones del miércoles, se registraban pocos cambios en 106,30 yenes y alrededor de $1,2360 por euro.

Los estrategas de Goldman Sachs Group están mirando más allá del proteccionismo por razones más amplias para la debilidad del dólar, incluyendo una economía global mejorada y la perspectiva de una política monetaria más restringida fuera de EEUU. La firma dice que los aranceles de Trump caen dentro del rango de medidas de presidentes anteriores en los últimos 20 años, que no causaron guerras comerciales.

 

Te podría interesar también