Donald Trump renuncia al salario de Presidente: solo aceptará un dólar por año

// EFE


El presidente electo Donald Trump ha asegurado este domingo que renunciará al salario de 400,000 dólares anuales que le correspondería como nuevo presidente de Estados Unidos y que solo cobrará un dólar, al ser esa la cantidad mínima que debe aceptar por ley. Trump anunció su decisión en una entrevista para el programa 60 minutos del canal CBS, su primera aparición televisiva tras ganar las elecciones del 8 de noviembre. También habló sobre si enjuiciará a Hillary Clinton, sobre la ley de inmigración y sobre otros temas como el matrimonio homosexual o el uso de las redes sociales.

«Creo que por ley tengo que aceptar un dólar, así que aceptaré un dólar por año. Pero, lo cierto es que no sé siquiera cuál es el salario. ¿Sabes cuál es?», preguntó Trump durante la entrevista a la periodista Lesley Stahl, quien le respondió que la retribución anual para un presidente de Estados Unidos es 400.000 dólares. «No, voy a aceptar ese salario, no lo tomaré», aseguró Trump, quien amasó buena parte de su fortuna con programas de televisión, hoteles, casinos y negocios inmobiliarios.

Trump también dijo que dará a conocer su declaración de impuestos «en el tiempo apropiado» y defendió su decisión de no divulgarla durante la campaña electoral, como es costumbre en Estados Unidos desde hace décadas por parte de todos los aspirantes a la presidencia.

Sí al matrimonio homosexual, no al aborto

En la entrevista, Trump también abarcó otros temas como el Tribunal Supremo, compuesto actualmente por ocho jueces tras la muerte en febrero del conservador Antonin Scalia, a quien el millonario prometió sustituir con un magistrado favorable a los valores de la derecha cristiana.

Sin embargo, Trump dijo que se siente «bien» con respecto a la decisión del alto tribunal de legalizar el matrimonio entre las personas del mismo sexo, aunque consideró que el derecho de las mujeres a poner fin a su embarazo debe ser competencia de los estados y no del Gobierno federal, como lo es actualmente.

Además, Trump exigió el fin de los actos violentos contra los hispanos, afroamericanos y miembros de la comunidad de lesbianas, gais, transexuales y bisexuales (LGTB), tres colectivos que han denunciado un incremento de ataques desde el triunfo electoral del millonario.

«Me siento tan triste de oír eso, les digo: ‘detente’. Si ayuda, lo diré y lo diré directamente frente a las cámaras: ‘Deténganse'», dijo Trump, quien fue criticado durante la campaña electoral por no mediar en fuertes episodios de violencia que se desataron en sus mítines.

Del mismo modo, Trump, que tomará posesión como presidente el 20 de enero, pidió a quienes se manifestaron en las calles contra su elección que «no tengan miedo». Decenas de miles de personas se han manifestado contra Trump durante cuatro noches consecutivas en una treintena de ciudades, dentro de un movimiento de indignación bautizado como «Not my president» (No mi presidente).

¿Enjuiciará a Clinton?

Trump está reconsiderando su idea de designar a un fiscal especial para enjuiciar a Hillary Clinton por el escándalo de los correos. «Voy a pensar en ello, no quiero hacerles daño. Ni a ella ni a su marido Bill Clinton», expresó el presidente electo durante la entrevista.

«Quiero concentrarme en los trabajos, quiero concentrarme en la atención sanitaria, quiero concentrarme en la frontera y en la inmigración, y hacer un proyecto de ley de inmigración realmente bueno. Queremos lograr una buena ley de inmigración», afirmó el magnate, enumerando las prioridades de su futuro gobierno.

Trump consideró que Hillary Clinton «ha hecho muy malas cosas» al usar servidores de correo privados para tratar asuntos oficiales cuando era secretaria de Estado.

Te podría interesar también