Comunidad internacional aumenta presión sobre Maduro

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Comunidad internacional aumenta presión sobre Maduro



La comunidad internacional aumentó la presión política sobre el gobierno de Nicolás Maduro en una semana que combinó sanciones, petición de investigación por delitos de lesa humanidad, un exhorto a permitir la ayuda humanitaria, así como diversas críticas de parte de líderes regionales.

Las intervenciones de varios presidentes de América Latina en la 73 Asamblea General de las Naciones Unidas hicieron mención a la crisis venezolana, con llamados a la restauración de la democracia y al diálogo nacional.

Los mandatarios de Chile, Colombia, Brasil y Ecuador, reclamaron al gobierno buscar salidas para la crisis económica y social que atraviesa.

«Sabemos que la solución a la crisis solo vendrá cuando Venezuela reencuentre el camino del reconocimiento», dijo el presidente de Brasil Michel Temer, en su intervención en la ONU. También destacó el rol que ha jugado su país en acoger a miles de migrantes venezolanos.

Por su parte, Lenin Moreno, mandatario de Ecuador, urgió a la comunidad internacional a hacer algo para ayudar a los venezolanos «obligados al desarraigo». «José Martí decía ‘Cuando un pueblo emigra, sus gobernantes sobran’. Sobran aquellos que se perpetúan en el poder y se vuelven gobiernos sombríos, siniestros, con mafias corruptas», dijo.

En tanto, los presidente de Chile, Sabastián Piñera, y de Colombia, Iván Duque, se reunieron con su colega estadounidense Donald Trump en la Casa Blanca. En ambas citas se resaltó la preocupación de sus naciones por la situación venezolana.

Duque fue más allá de las declaraciones y desconoció el papel de Venezuela como garante de las negociaciones de paz con el grupo Ejército de Liberación Nacional (ELN). La decisión fue rechazada tanto por el gobierno de Maduro como por la guerrilla.

Por su parte, Trump emitió duras declaraciones contra el gobierno en varias oportunidades, con énfasis en que «todas las opciones» están sobre la mesa, lo que dio más elementos para un debate que se esparce por el continente sobre una posible intervención militar.

El gobierno estadounidense también anunció la inclusión de varias personas del «círculo íntimo» de Maduro en su lista de sancionados. Cilia Flores (primera dama), Jorge Rodríguez (ministro de Información), Delcy Rodríguez (vicepresidenta) y Vladimir Padrino López (ministro de Defensa) fueron los nuevos añadidos a la lista negra estadounidense. También varias empresas relacionadas con Rafael Sarría, a quien EEUU señala de ser el testaferro de Diosdado Cabello.

Mientras tanto, un grupo de senadores de los dos grandes partidos de Estados Unidos anunciaron la presentación de un proyecto de ley para aliviar la crisis humanitaria en Venezuela ampliando la ayuda financiera un lado y aumentando la presión económica sobre el gobierno de Caracas por otro.

«Millones huyen de la represión, el hambre y la miseria en el país, el régimen criminal de Nicolás Maduro ha convertido a Venezuela en un estado fallido con implicaciones en toda la región», dijo en un comunicado el senador demócrata Bob Menéndez, que impulsó la iniciativa junto a sus compañeros de partido Bill Nelson, Dick Durbin y Ben Cardin, y los republicanos Marco Rubio, John Cornyn y David Purdue, entre otros.

En Europa también hubo movimiento de presión contra el gobierno venezolano. Cinco países latinoamericanos y Canadá presentaron una carta a la Corte Penal Internacional (CPI) para solicitar que se investigue a Maduro y/o funcionarios de su administración por delitos de lesa humanidad. Más tarde Francia anunció su apoyo a la iniciativa que se basa en los informes presentados por una comisión de expertos a solicitud de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Al día siguiente, el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, exhortó a Venezuela a permitir la entrada de ayuda humanitaria para solucionar los problemas de escasez de alimentos y medicamentos. También pide permitir el acceso de una comisión para constatar el estado de los derechos fundamentales en el país.

El gobierno rechazó la inédita resolución por considerarla injerencista, pero Maduro aseguró que la alta comisionada, la expresidenta chilena Michel Bachelet, es bienvenida en el país.

Con información de AFP

Te podría interesar también