Comité de Basilea no logra un acuerdo sobre la exposición a deuda soberana

// EFE



El Comité de supervisión bancaria de Basilea informó hoy de que no ha logrado un acuerdo sobre una nueva valoración reguladora de la exposición de los bancos a la deuda soberana, por lo que se sigue considerando sin riesgo, y pospone tres años hasta 2022 la implementación completa de los requerimientos de capital.

Tras una reunión en la sede del Banco Central Europeo (BCE), su presidente, Mario Draghi, dijo que la mayor parte de los miembros del Comité no quería ponderar la deuda soberana por riesgo.

Los cambios aprobados «completan ahora la reforma global de la regulación», que comenzó tras la crisis financiera, añadió el presidente del BCE.

«Estas reformas ayudarán a reducir la variabilidad excesiva en los activos ponderados por riesgo y mejorarán la capacidad de comparar y la transparencia de los ratios de capital de los bancos», señaló el presidente del Comité de Basilea, Stefan Ingves, que es también gobernador del Sveriges Riksbank (banco central de Suecia).

Estas modificaciones complementan la fase inicial de las reformas de la regulación bancaria anunciadas en 2010, y no exigen más capital a los bancos de lo que se había establecido en 2010.

El coeficiente mínimo de capital de Nivel 1 se mantiene en el 6 % y no se ha producido incremento porque muchos bancos se habían quejado previamente de que sería demasiado.

La reformas de Basilea III restringen el uso que los bancos pueden hacer de sus modelos internos para reducir las variaciones en el cálculo de los activos ponderados por riesgo.

Te podría interesar también