Centros de Salud activaron plan de contingencia ante marchas de este jueves

// Banca y Negocios @bancaynegocios


Dos camiones del Servicio de Elaboraciones Farmacéuticas, Sefar, descargaban ayer al mediodía decenas de cajas frente al Hospital Vargas como parte del plan de contingencia activado en ese centro de salud entre el martes y el próximo viernes para responder ante hipotéticos escenarios que pudieran desencadenarse a raíz de la Toma de Caracas, prevista para hoy.

Fuentes extraoficiales informaron a El Nacional que el plan involucra por lo menos a 520 personas entre médicos residentes y especialistas, enfermeros, camareros, camilleros, equipo radiodiagnóstico, laboratorio, adjuntos, jefes de servicios y seguridad.

Todo ese personal recibió salvoconductos para trabajar por turnos de 24 horas en ese hospital considerado “de choque”, pues históricamente, en momentos de conmoción, recibe gran número de pacientes debido a su ubicación: facilidad de acceso por la Cota Mil y las avenidas Baralt,  Fuerzas Armadas y Panteón.

En uno de los pasillos del hospital, que da hacia las salas de hospitalización, había cerros de cajas de cartón. Se podía leer que contenían vendas enyesadas, set de infusiones estériles, compresas de laparotomía (intervenciones quirúrgicas que consisten en abrir las paredes abdominales), soluciones, guantes y gasas.

“Las áreas más vulnerables son Emergencia, Traumatología y Quirófanos. Hay capacidad para 5 personas en la Unidad de Cuidados Intensivos, funcionan los 8 quirófanos y contamos con 100 camas vacías en hospitalización. La emergencia está operativa en su totalidad. Estamos preparados para recibir cualquier eventualidad que se nos presente”, dijo una fuente que pidió mantener su nombre en reserva, al añadir que todas las instrucciones para la contingencia fueron emitidas desde el Ministerio de Salud.

En el HUC nadie librará hoy. Una fuente del servicio de Emergencia del Hospital Universitario de Caracas indicó, omitiendo su identidad, que para hoy estará activo un equipo completo de 30 personas, entre médicos y enfermeras, quienes trabajarán todo el día sin que nadie pueda librar.

“A inicios de la semana nos suministraron botas, batas para pacientes, tapabocas, inyectadoras, sueros, compresas y equipos descartables que teníamos meses sin ver. También hay reactivos para hacer exámenes, lo que no tenemos aún son los tubos de ensayo. Deben llegar hoy. Y todos estos pacientes de la sala (Emergencia) subirán a hospitalización, pues el área debe quedar despejada”, dijo la fuente.

En la Sala de Observación había dos de cuatro camas ya desocupadas. Mientras que en la Sala de Cura se observaron, alineadas, seis botellas de suero, cloruro de sodio, que no es frecuente ver en el lugar, según admitió una enfermera.

Además, reforzarán la vigilancia interna.

Pérez de León I estará en alerta hasta el domingo. Este hospital de competencia municipal se adhiere a cualquier situación que sea potencialmente riesgosa en relación a cualquier imprevisto que pudiera ocasionar una mayor demanda de atención en cuanto a casos de emergencia. “Se activó un plan de contingencia, que consiste en trabajar por guardias de 24 horas desde el jueves hasta el domingo. Se colocaron operativos los servicios críticos: quirófano, terapia intensiva, emergencia y banco de sangre. Contamos con medicamentos e insumos para afrontar situaciones adversas”, dijo a El Nacional una fuente de la Dirección de Salud de Sucre.

Comida congelada por una semana en clínicas

Un vocero del Hospital de Clínicas Caracas, que prefirió reservar su nombre, aseguró que en este centro de salud no se paralizaron las operaciones electivas: “Trabajamos 1.680 personas de manera directa. Esperamos que todo funcione con regularidad. Tenemos un stock o inventario de hasta tres meses, dentro de las limitadas posibilidades que nos brinda el mercado. Nos preocupamos por tener oxígeno suficiente, gases medicinales para cirugías, para atención de quemados, chocados, lesionados con bombas lacrimógenas o cualquier otra emergencia que pueda presentarse”.

En la Clínica Santiago de León un miembro del directorio médico aseguró que está activado el Plan de Emergencia y Evacuación, el cual funciona cada vez que se prevé un evento de carácter natural o de orden público.

“Tomamos previsiones adicionales. Tenemos los tanques llenos con suficiente oxígeno y hay una logística prevista que puede funcionar en caso de que fallen los servicios básicos como agua o electricidad. Hay contactos para que nos asistan cisternas y tenemos comida congelada hasta por una semana para atender a nuestros pacientes. Trabajamos 700 personas por guardia, alrededor de 200 por turnos y nadie podrá moverse de acá hasta tanto llegue su sustituto”, subrayó la fuente.

Ítala Garofalo, asistente médico de la Clínica Santa Sofía, explicó que debido a la cantidad de pacientes que tienen hospitalizados, el centro asistencial decidió suspender las cirugías electivas en contingencia por la Toma de Caracas, plan que comenzó a regir ayer a las 7:00 pm. “Acordamos con el personal mantener dos turnos operativos, un personal nocturno y otro de relevo. En caso de que haya alguna emergencia la recibiremos”, indicó. 

Garofalo señaló que la clínica presenta escasez de dotación de insumos médico-quirúrgicos y medicinas, les faltan soluciones, antibióticos, catéteres, reactivos para exámenes de laboratorio e insumos médico-quirúrgicos.

Te podría interesar también