Bloomberg: Bancos recurren a G20 como baluarte contra planes de Basilea

// Banca y Negocios @bancaynegocios


Los banqueros europeos están insistiendo con su mensaje de que los reguladores mundiales tratan de imponer nuevas normas disparatadas que no están avaladas por el mandato que recibieron de los funcionarios a cargo de la política.

Los responsables de finanzas aprovecharon las promesas del G20 y de los ministros de Finanzas de la Unión Europea para no aumentar los requisitos de capital en una campaña contra dichos planes durante los anuncios de los resultados de ganancias en las semanas recientes. Las normas elaboradas por el Comité de Supervisión Bancaria de Basilea penalizarían a las entidades crediticias y trabarían su capacidad para financiar el crecimiento económico a menos que se reduzcan significativamente, dijeron los ejecutivos.

“En este momento, el impacto resultaría enormemente draconiano y esencialmente sería un cambio en las reglas de juego para el sector bancario en este planeta”, dijo Marcus Schenck, director financiero de Deutsche Bank AG, hablando en la reunión de la empresa con analistas la semana pasada.

“Hay mucho trabajo pendiente todavía para ver cómo se puede sincronizar esto con lo que creo que se estableció por última vez en la reunión del G20, donde se reiteró nuevamente que este refinamiento de Basilea no pretende generar ninguna necesidad adicional significativa de capital del lado del sector bancario”, dijo Schenck.

Los bancos están reaccionando en tanto el Comité de Basilea, que incluye entre sus miembros a la Reserva Federal y el Banco Central Europeo, reforma normas relativas a cómo calculan las entidades bancarias el grado de riesgo de sus activos. Los reguladores sostienen que los modelos internos han sido utilizados para burlar los requisitos de capital y subestimar los riesgos.

Frenos al modelo

Entre las sugerencias de Basilea figuran límites respecto del grado en que los modelos internos de los bancos pueden diferir de las metodologías estandarizadas y los pisos de capital que los modelos internos no pueden debilitar. Dado que los bancos de Europa y Japón son los que más utilizan dichos modelos, la oposición a este intento es allí generalizada.

Las propuestas son “yo diría, surrealistas”, dijo Jerôme Grivet, director financiero de Crédit Agricole SA en la reunión del banco con analistas la semana pasada. Cuando le preguntaron si era probable que los reguladores se flexibilizaran, conjeturó que las normas eran “tan absurdas” que cada vez era más probable que las propuestas directamente se descartaran.

Los bancos han convencido a algunos ministros de finanzas y gobernadores de bancos centrales. Empezando por el organismo que rige el Comité de Basilea en enero y los ministros de Finanzas del Grupo de 20 Naciones en febrero, los funcionarios a cargo de la política sobre los que recae el poder de Basilea exhortaron al comité a calibrar cuidadosamente la nueva medida.

“El comité se centrará en no aumentar significativamente los requisitos generales de capital”, dijo el organismo de supervisión de Basilea, presidido por el presidente del BCE, Mario Draghi, en enero. En Shanghái, los ministros del G20 prometieron apoyar las iniciativas de Basilea “sin aumentar significativamente los requisitos generales de capital en toda la banca”.

El posible efecto de las propuestas ha dividido al Comité de Basilea, en tanto los reguladores de Europa, Japón e India difieren de los Estados Unidos, donde el gobernador de la Reserva Federal, Daniel Tarullo, sostiene que las propuestas son vitales para impedir que las entidades bancarias manipulen sus modelos.

Te podría interesar también