BCV deduce del encaje monto de divisas en efectivo liquidadas por la banca

Ligia Perdomo @LigiaPerdomo

BCV deduce del encaje monto de divisas en efectivo liquidadas por la banca

Una circular enviada por el Banco Central de Venezuela a las instituciones bancarias el 15 de enero, da cuenta de que a partir de esta semana se deducirá de la posición de encaje el monto máximo de retiro de efectivo autorizado para el período del 18 al 22 de marzo, que sea efectivamente liquidado.

Para no reducir el coeficiente, luego de varios ensayos intentados desde septiembre de 2018 que incluyó un encaje de 100% sobre las reservas excedentarias (luego se redujo a 50%), las autoridades optaron ahora por deducir de la cuenta de encaje el dinero en moneda extranjera que la banca logre liquidar.

La medida regirá a partir del día en que se ejecute el retiro de efectivo en referencia y hasta el 12 de abril de 2019, señala la comunicación firmada por Sohail Hernández, primera vicepresidente gerente (e) del BCV.

Tras derogar el encaje especial (sobre reservas excedentes) el 21 de enero y con lo cual la banca conseguiría respirar, el gobierno elevó el encaje ordinario de 31% a 57% y el marginal de 60% a 100%, dejando nuevamente con poco oxígeno al sector.

Se manejaban nuevamente reducciones del encaje, pero el debate terminó en la deducción que se hace de la posición de encaje del dinero extraordinario en divisas que el BCV entrega semanalmente -desde el 7 de febrero- a las instituciones bancarias, de acuerdo con el artículo 11 de la Resolución N° 19-01-05 del 22 de enero de 2019, publicada en la Gaceta Oficial 41.573 del 28 de enero de 2019.

El artículo mencionado señala que «el directorio del BCV, cuando lo estime conveniente, podrá autorizar a que se mantenga una posición de encaje diferente al establecido».

Las normas que regirán la constitución del encaje, publicadas en Gaceta Oficial, forman parte de la llamada nueva política de  intervención cambiaria del gobierno que busca estabilizar el tipo de cambio y frenar la hiperinflación, para lo cual además de aumentar los coeficientes del encaje, ancló la tasa oficial de cambio (Dicom) alrededor de Bs 3.300,  por encima del paralelo en su momento.

El gobierno de Nicolás Maduro ha venido utilizando el encaje como mecanismo para restringir la liquidez bancaria y evitar que esos bolívares se dirijan a la compra de dólares en el mercado paralelo, al que responsabiliza de la inflación, ya que el dólar no oficial es la referencia usada para la fijación de precios.

Esta decisión está ahogando a la banca, ya que al no estar en capacidad de colocar créditos al sector privado no pueden generar ingresos que le permitan hacer frente a los gastos.

Te podría interesar también