Aristimuño: BCV se convirtió en un banco del gobierno

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Aristimuño: BCV se convirtió en un banco del gobierno



El Banco Central de Venezuela (BCV) se convirtió en un banco del gobierno especialmente para el financiamiento del déficit fiscal, lo que ha traído como consecuencia la hiperinflación que actualmente padece el país, aseguró el economista César Aristimuño, director de Aristimuño Herrera & Asociados.

«El gobierno le quitó la autonomía del BCV, y con eso le quitó la capacidad de que sea el que controle el poder de compra del bolívar. El BCV se convirtió prácticamente en un banco del gobierno, que le financia el déficit fiscal», señaló Aristimuño este lunes durante una entrevista en Venevisión.

Agregó que «si el BCV fuese autónomo, como lo es en todos los países del mundo, el gobierno no podría exigirle financiamiento, porque el gobierno tiene la responsabilidad de que sus ingresos y gastos se compaginen y que si existe déficit sea pequeño y se financie con endeudamiento».

Aristimuño atribuyó también a la pérdida de autonomía del BCV la opacidad de ese organismo, pues «perdió la potestad de emitir cifras oficiales».

Para el economista, en Venezuela sería muy difícil dolarizar, en especial por el nivel de reservas internacionales actuales. A lo que agrega que la producción petrolera «está en continuo declive» y ante la posibilidad de que el país deje de ser un exportador de crudo el año próximo.

Sobre el paquete de medidas adoptadas por el gobierno en agosto en el mercado cambiario, aseguró que no han dado el resultado esperado, lo que se aprecia en la baja oferta del Dicom y la brecha de la tasa de cambio oficial con el dólar paralelo.

Aristimuño destacó que en medio de la actual hiperinflación las personas deben generar mayor ingreso, porque llega «el momento en que no se puede disminuir más los gastos» y el problema de fondo no está en manos del individuo resolverlo, sino que es tarea del gobierno.

El economista señaló que «una de las principales recomendaciones que se le pueden dar al gobierno es que le devuelva la autonomía al Banco Central de Venezuela y que abra la industria petrolera a manos que realmente conozcan el negocio. El gobierno debe ser pragmático, abrir la economía y que se respeten las reglas, para que los inversionistas tanto nacionales como internacionales tengan la confianza de que se pueden atraer recursos».

Te podría interesar también