Apple y las tecnológicas empujan a Wall Street a nuevos máximos

// EFE


El sector tecnológico, liderado por Apple tras sus buenos resultados, llevó hoy en volandas a Wall Street a nuevos máximos históricos.

Los tres principales indicadores de la bolsa neoyorquina -el Dow Jones de Industriales, el S&P 500 y el índice compuesto del mercado Nasdaq- terminaron la jornada con nuevos récords tras subir un 0,10 %, un 0,31 % y un 0,74 %, respectivamente.

De esta manera, Wall Street despidió con niveles nunca vistos una semana intensa y llena de noticias, desde la propuesta de reforma fiscal en Estados Unidos hasta el último informe de empleo en el país, pasando la designación del próximo presidente de la Reserva Federal (Fed).

El gran protagonista de la sesión de hoy, sin embargo, fue la tecnológica Apple.

La compañía de la manzana, la firma con la mayor capitalización del mercado, subió hoy un 2,61 % tras dar a conocer al cierre del jueves sus resultados.

Apple aumentó su beneficio anual en 2017 un 5,8 %, hasta alcanzar los 48.351 millones de dólares y proyectó unos ingresos de entre 84.000 y 87.000 millones de dólares para el primer trimestre de su ejercicio de 2018.

De cumplirse esa previsión, la facturación superaría ampliamente los 78.351 millones del mismo periodo de 2017, que marcó un récord histórico en las ventas de la compañía.

La gran apuesta de Apple para lograrlo es el iPhone X, que hoy empezó a vender en 55 países en medio de una gran expectación.

La empresa de Cupertino lideró las subidas entre los treinta valores del Dow Jones y compensó la caída de otro valor importante del ámbito tecnológico como Intel, que se dejó un 1,61 %.

En su conjunto, el sector de las tecnologías avanzó en Wall Street un 0,91 % y se situó con claridad como el mejor de la jornada.

A última hora del día se dispararon las acciones de los fabricantes de chips Broadcom y Qualcomm, después de que se supiese que la primera está preparando una oferta para hacerse con su rival.

Las compañías, que cotizan en el Nasdaq, terminaron la sesión con un alza del 5,45 % y del 12,71 %, respectivamente.

De cerrarse, la operación podría ser la más importante de la historia en el sector de los semiconductores, pues valoraría a Qualcomm en unos 100.000 millones de dólares.

También hoy se conoció el informe oficial de empleo en EE.UU., donde la tasa de paro bajó en octubre una décima, hasta el 4,1 %, pero la economía creó menos puestos de trabajo de los previstos.

Los inversores, además, siguieron estudiando el nuevo plan fiscal de los republicanos, una de las reformas más esperadas por Wall Street y cuyas expectativas han alimentado las subidas de la bolsa en los últimos meses.

Te podría interesar también