Advierten de efectos en caso de crisis financiera en China

// EFE / FOTO: WIKIMEDIA

Advierten de efectos en caso de crisis financiera en China



El Bundesbank, banco central de Alemania, advierte a las empresas alemanas que puede intensificarse la presión de la competencia de China en algunas áreas como la movilidad eléctrica, así como de los efectos para el resto del mundo en caso de una crisis financiera en China.

En un artículo monográfico sobre la economía de China, publicado hoy en el boletín mensual de julio, el Bundesbank analiza la situación económica de China y de su sistema financiero.

La economía china atraviesa un proceso de transformación con una intensificación de los avances técnicos, que ha llevado a los fabricantes chinos de teléfonos inteligentes a ganar importancia internacional, pero China todavía está demorada en tecnologías clave como los semiconductores respecto a las empresas líderes mundiales. «Para la economía alemana, la transformación en China podría tener numerosas implicaciones», según el Bundesbank.

En caso de que se logre una nueva orientación del modelo de crecimiento y el país mantenga su rápido proceso de recuperación, podrían dar como resultado oportunidades de exportación excelentes para las empresas alemanas.

Pero también «se incrementará la presión competidora de China» y las empresas alemanas lo notarán especialmente los próximos años.

El Bundesbank dice que China aplicó una política monetaria y fiscal expansiva hasta hace poco para hacer frente al debilitamiento del crecimiento económico.

Para suavizar la caída de las exportaciones, el Gobierno chino aplicó un programa de grandes inversiones.

Pero debido a la magnitud de los proyectos y la rapidez con la que debían aplicarse, muchas inversiones en infraestructura pública son muy elevadas y otras han fracasado.

«Además, el endeudamiento estatal subió con fuerza», dice el Bundesbank en el boletín de julio.

Con la crisis financiera y económica global, comenzó en China también una época de política monetaria expansiva, que generó un auge del crédito.

Entre 2008 y 2015 subieron los créditos en los libros contables de los bancos en relación al producto interior bruto (PIB) nominal del 94 % hasta el 136 %.

También se produjo un auge del mercado inmobiliario en algunas regiones, donde los precios eran exagerados y la construcción nueva era excesiva.

Los créditos al sector privado no financiero aumentaron en los últimos diez años hasta 2017 en 90 puntos porcentuales hasta el 209 % del PIB.

Según las cifras oficiales no se han incrementado significativamente el número de créditos problemáticos de los bancos, que representan sólo un 1,7 % de todos los créditos bancarios en 2017, aunque estas cifras podrían ser mucho menores de las reales, según el Bundesbank.

En caso de que se produzca una crisis financiera en China, podría tener notables implicaciones negativas para el resto del mundo porque hay conexiones financieras con otros muchos países emergentes en el suroeste de Asia, Latinoamérica y África a los que presta dinero.

Los préstamos de los bancos chinos al extranjero eran a finales de 2017 de casi un billón de dólares.

Los préstamos y pasivos extranjeros de China alcanzaron el año pasado los 12 billones de dólares, 100 % del PIB.

Te podría interesar también