Informe Especial | Entre 20% y 30% de pagos en sector consumo masivo se hace con dólares

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Informe Especial | Entre 20% y 30% de pagos en sector consumo masivo se hace con dólares



Técnicamente Venezuela no está dolarizada. Lo que estamos viendo es una progresiva dolarización de facto, es decir, que las fricciones o barreras para realizar operaciones en divisas cada vez son menores.

Lo que ha ocurrido en Venezuela es más el uso del dólar como mecanismo natural frente a la hiperinflación, además del reforzamiento de su percepción como reserva de valor, al ser el mecanismo de cobertura por excelencia en nuestro entorno actual.

En el debate académico, esto se conoce como dolarización transaccional, que no necesariamente contempla una dolarización financiera (en la que los entes financieros están facultados a mantener balances en divisas) o una dolarización real (indexación de precios/salarios al marcador cambiario).

Esta es una tendencia que vemos creciendo con mucha fuerza y que está requiriendo mayores formalismos operativos, legales y financieros por parte de las empresas, cuyas composiciones de ventas están mutando de forma relevante, con marcado peso en transacciones en dólares, lo cual está afectando el flujo de caja en bolívares, y ya muchas compañías tienen que vender divisas mensualmente en las mesas de cambio de la banca para poder pagar a proveedores, realizar pagos de nómina y hasta de impuestos.

Esta situación es muy diferente a dos años atrás, cuando los excesos de caja en bolívares eran la norma del día en las tesorerías de las grandes empresas.

Nuestras estimaciones arrojan al mes de agosto de este año, que entre 20% y 30% de las ventas de compañías importantes del sector consumo masivo, supermercados, restaurantes y farmacias, se ejecutó en dólares en efectivo principalmente, mientras que compañías aseguradoras y clínicas tienen porcentajes entre 40%-50%, siendo ya el flujo de caja operativo en dólares un elemento medular de su proyección mensual.

Por su parte, los consumos con tarjetas internacionales en puntos de ventas nacionales, se ubican entre 5 y 7 millones de dólares mensuales, dependiendo del tipo de cambio oficial (cuando el tipo de cambio está alto o cercano al paralelo, los incentivos para consumir directamente en los puntos nacionales con las tarjetas de bancos del exterior son más atractivos).

En el Informe Privado de esta semana de Aristimuño Herrera & Asociados se analiza la dolarización de facto como un fenómeno que ha adquirido un carácter estructural en la economía venezolana, de manera que llegó para quedarse y las empresas deben prepararse para entender la circusntancia y actuar en consecuencia.

Los invitamos a suscribirse al Informe Privado para estar al día con la dinámica económica del país y las tendencias que la mueven. Si desea conocer más acerca de este y el resto de nuestros productos y servicios de consultoría, le invitamos a consultar nuestros planes de suscripción para que pueda seleccionar el más adecuado a sus necesidades y así empezar a disfrutar todos los viernes, de esta información de alto impacto para los gerentes.

Te podría interesar también