Venezuela tiene en riesgo $750 millones en oro por incumplimiento de swap con Deutsche Bank

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Venezuela tiene en riesgo $750 millones en oro por incumplimiento de swap con Deutsche Bank



El Estado venezolano corre el riesgo de perder 750 millones de dólares en oro, debido al incumplimiento de un contrato de swap con el Deutsche Bank, suscrito en 2016, para monetizar esta porción de las reservas de mineral, a cambio de la entrega en garantía de 20 toneladas en lingotes, las cuales ahora el banco alemán podría ejecutar ante el impago de intereses que impuso la terminación anticipada del convenio que vence en 2021, según una nota de Bloomberg.

Mientras tanto, el procurador especial designado por la administración interina de Juan Guaidó, el abogado José Ignacio Hernández, solicitó al Deutsche Bank que se deposite en una cuenta especial el diferencial de 120 millones de dólares entre el precio del mineral cuando se suscribió el swap y el vigente, el cual podría ser reclamado por el Banco Central de Venezuela.

La administración de Nicolás Maduro, fuertemente presionada en el plano financiero por las sanciones impuestas por el gobierno de Estados Unidos y la Unión Europea, ha venido haciendo operaciones que persiguen monetizar el oro en reservas internacionales, a pesar de que estas transacciones también son objeto de medidas restrictivas.

Además del obstáculo que representan las sanciones en sí, Maduro debe enfrentar los movimientos de la Asamblea Nacional para evitar que el gobierno chavista obtenga recursos en el exterior. El procurador Hernández advierte que el Deutsche Bank no puede negociar nada con el BCV, por cuanto el ente emisor venezolano es objeto de sanciones específicas que le impiden hacer operaciones internacionales.

Maduro ha seguido vendiendo el oro monetario y, según la data de Bloomberg, redujo en 40% las reservas del mineral el año pasado, lo que explica que las reservas internacionales estén por debajo de los 8.000 millones de dólares.

Pero, este no es el único caso pendiente que tiene la administración Maduro por sus transacciones auríferas en el exterior. A finales de 2018, según la agencia Reuters, hizo un pago anterior al Deutsche Bank por un monto no especificado, pero que le permitió tener el derecho a recuperar unas 17 toneladas en lingotes que había ofrecido como garantía.

De acuerdo con la nota de Reuters, Venezuela tiene depositadas en garantía 31 toneladas de oro, las cuales representan un valor superior a los 1.200 millones de dólares en el Banco de Inglaterra, que es el custodio de estos activos, según el acuerdo entre la República y el Deutsche Bank.

Nicolás Maduro ha denunciado insistentemente el «robo» de las reservas de oro del país por parte de entidades internacionales, mientras busca particulares «caminos verdes», básicamente a través de Turquía, para seguir monetizando las reservas de oro monetario.

El oro se ha convertido en el activo medular de la estrategia de resistencia financiera de Maduro, ya que mantiene un default sobre la deuda en bonos y no puede hacer otras transacciones internacionales, y eso que todavía quedan efectos por ver de las sanciones internacionales que Estados Unidos le ha impuesto.

 

Te podría interesar también