Cientos de personas despidieron este miércoles al concejal venezolano Fernando Albán, convencidas de que no se suicidó como asegura el gobierno, sino que fue asesinado mientras era interrogado por el presunto atentado contra el presidente Nicolás Maduro.

El cuerpo de Albán, de 52 años, fue sepultado en un cementerio del este de Caracas, mientras se multiplican las manifestaciones de preocupación de varios países que piden una investigación independiente para esclarecer el caso.

Siguiendo una carroza fúnebre, una multitud caminó varios kilómetros desde la Universidad Central de Venezuela -donde fue velado el edil- hasta el camposanto.

Albán, capturado el pasado viernes cuando regresaba de Nueva York y recluido en los calabozos del servicio de inteligencia (Sebin), hacía parte de una treintena de detenidos señalados de participar, el 4 de agosto, en un ataque contra Maduro en el que según la Fiscalía fueron usados dos drones con explosivos.

Este miércoles, el fiscal general Tarek William Saab descartó que el político haya sido asesinado y lanzado al vacío por sus custodios del Sebin, en Caracas.

“Falleció a consecuencia del golpe recibido al caer de una altura (…), no había evidencia de maltrato físico previo a esa caída”, dijo a la prensa Saab, cercano al oficialismo, al leer partes del resultado de la autopsia del concejal.

El funcionario respondía a versiones de opositores, como el diputado Julio Borges, exiliado en Colombia y acusado del atentado contra Maduro, quien el martes afirmó que Albán “fue lanzado sin vida desde el edificio del Sebin”.

– Versión matizada –

El fiscal matizó su versión inicial, donde daba cuenta de que el dirigente y abogado del partido Primero Justicia se había lanzado por la ventana de un baño.

“Se levantó abruptamente de la mesa diciendo que quería ir al baño, él aprovecha esa circunstancia (…) y corre hacia una ventana panorámica que se encontraba en el pasillo del piso diez de la sede del Sebin (…) y se lanza al vacío”, aseguró Saab este miércoles.

Añadió que se investiga una gran cantidad de mensajes y videos encontrados en el teléfono, el correo electrónico y las redes sociales del dirigente.

“Muchos de esos videos podrían explicar la conducta lamentable del ciudadano Albán de atentar contra su propia vida”, sostuvo.

– Reclamo internacional –

El cardenal Jorge Urosa, quien ofició un misa durante el velatorio, dijo a periodistas haber recibido una llamada del canciller venezolano Jorge Arreaza “en la que sostuvo la tesis oficial” del suicidio y le aseguraba que “están haciendo las investigaciones”.

“Debe hacerse una investigación independiente (…), hay que presionar para que eso se pueda lograr”, subrayó el prelado, crítico del gobierno. Maduro no se ha pronunciado sobre el caso.

En el trayecto al cementerio, varios vecinos bajaron de edificios con banderas y carteles para dar el pésame a los familiares.

“¡Asesinos!”, “¡Exigimos justicia!”, “¡Asesinato de Albán es responsabilidad del gobierno!”, se leía en las pancartas.

En tanto, varios gobiernos seguían sumándose al reclamo de Naciones Unidas y la Unión Europea para que haya una investigación “exhaustiva” e “independiente” sobre la muerte del opositor.

Estados Unidos condena la implicación del régimen de Maduro en la muerte del concejal“, señaló la Casa Blanca en un comunicado, en el que advirtió que seguirá “presionando al régimen hasta que se restablezca la democracia”.

Al velorio asistieron el nuncio apostólico, Aldo Giordano, y el embajador de Francia, Romain Nadal.

Once de los 14 países del Grupo de Lima, además de Ecuador y Panamá, pidieron igualmente una investigación imparcial del hecho.

El Parlamento venezolano, de mayoría opositora, solicitará a Naciones Unidas (ONU) y a la Organización de Estados Americanos (OEA) delegar investigadores independientes, pero las decisiones del Legislativo son anuladas por la justicia, que lo declaró en desacato.

“En Venezuela hay un autoritarismo hegemónico donde es imposible ejercer mecanismos de control democrático”, comentó a la AFP la experta en temas militares Rocío San Miguel.

– Otro suicidio –

En un caso ocurrido el 13 de marzo de 2015, las autoridades también reportaron el suicidio del piloto Rodolfo González, de 63 años, en la sede del Sebin. Opositores y la familia del aviador, quien era investigado por supuesta conspiración, rechazaron esa versión.

En agosto de 2017, fallecía el también concejal de Primero Justicia Carlos García tras permanecer diez meses en los calabozos del Sebin en Guasdualito (oeste). Sufrió un derrame cerebral, pero la oposición aseguró que le negaron la atención médica oportuna.

En Venezuela hay unos 236 presos políticos, según la ONG Foro Penal.

Comentarios

© Banca y Negocios 2018 | Todos los Derechos Reservados | Ninguna parte de esta página ni las publicaciones que contiene podrá ser reproducida sin autorización