Transparencia denuncia que costo de Tocoma se triplicó

// EFE

Transparencia denuncia que costo de Tocoma se triplicó



La ONG Transparencia Venezuela publicó hoy un informe sobre corrupción en más de 160 empresas del Estado y señala que en el caso de la institución encargada del servicio eléctrico -Corpoelec- resalta el caso de la Hidroeléctrica Tocoma, cuyo costo de construcción se ha triplicado y debió inaugurarse en 2014.

«Se eligió como caso relevante el de la Central Hidroeléctrica Tocoma no sólo por ser el de mayor monto, sino porque a pesar de que el monto invertido es más del triple del previsto inicialmente, hasta la fecha de realización de este informe sólo uno de los diez conjuntos de turbina-generador ha sido instalado», según el documento.

En la presentación de este documento se recordó que actualmente en Venezuela existe una severa crisis eléctrica con apagones constantes en todo el país que en muchas ocasiones se han extendido por semanas.

Se indica en el informe que las organizaciones Industrias Metalúrgicas IMPSA «como suministradora de los equipos electromecánicos (turbinas y generadores)» y «al consorcio Odebretch-Impregilo-Vincler (OIV) como responsable de las obras civiles».

Transparencia Venezuela señala que la estatal Corpoelec ha informado que esta obra prevé la instalación de 2.160 MW para producir una energía promedio anual de 12.100 GWh.

«Se prevé que sus 10 unidades generadoras, de 216 MW cada una, ingresen a operación entre julio de 2012 y abril 2014», se puede leer hoy en día en el sitio web oficial Corpoelec.gov.ve.

«Su costo inicial fue de $3.061 millones (millones de dólares), financiados parcialmente por el BID (Banco Interamericano de Desarrollo)» y los trabajos se iniciaron en 2005, se indica en el informe.

«Al 2011 la inversión total alcanzaba $5.995,61 millones Corpoelec, Coordinación de Administración y Control de Proyectos, Resumen Ejecutivo junio 2011 (un incremento de 96%), y al 2014 el costo de la obra superaba ya los $10.371 millones (un incremento de 239% respecto al costo inicial previsto)», se resalta en el documento.

La ONG destaca que en la financiación de esta obra han intervenido, no solo el BID, sino también el Banco de Desarrollo de América Latina-CAF, el Fondo Conjunto Chino Venezolano (FCCV) y la propia Corpoelec.

«En el año 2015 la obra estaba paralizada: no se preveía instalación de equipos de generación, se realizaron sólo 2 de los 6 servicios de inspección de obras civiles y electromecánicas (…), tampoco se preveían obras de transmisión, ni de conexión (subestación), ni de gestión ambiental ni de desarrollo social», dice la ONG.

Transparencia Venezuela admite que «determinar el monto del daño producido a la nación en este proyecto exige una investigación más al detalle, no sólo de la documentación que justifica los sobrecostos habidos, sino los costos que implicará completar la obra, si es que esto es todavía posible».

Te podría interesar también