Los trabajadores públicos de Venezuela cumplieron hoy 16 días de protestas para reclamar al gobierno de Nicolás Maduro mejoras salariales que les permitan enfrentar la hiperinflación que vive el país desde el año pasado.

Trabajadores sanitarios cerraron una de las principales arterias viales del oeste de Caracas en reclamo por el deterioro de la calidad de vida que, aseguran, atraviesan como consecuencia de su bajo salario.

Jhony Ustariz, delegado del Sindicato Único Nacional de Empleados Públicos del Sector Salud (Sunepsa) de Caracas, declaró a periodistas que la petición es “a que el señor ministro (Carlos Alvarado) que se aboque al problema y que los salarios sean homologados para todos los trabajadores”.

“Nosotros seguiremos tomando las medidas hasta que llegue el momento que el ministro tome la decisión de responder a lo que está pasando”, dijo.

En la ciudad de Los Teques (cercana a Caracas), médicos y enfermeras paralizaron hoy sus actividades también para pedir incrementos salariales y el suministro de medicamentos e insumos (materiales) para ejercer su labor.

“Ayer lo que nos depositaron fueron 600 mil bolívares (5,21 o 0,24 dólares según las dos tasas oficiales) ¿Cómo hago para garantizarle a mis dos hijas la comida con ese sueldo? (…) con lo que me depositaron no puedo ni comprar el almuerzo de un día”, dijo la enfermera Misleny Camacho, citada en un comunicado del partido Voluntad Popular.

Por su parte, el médico Armando Fonseca, quien también participó de la protesta, rechazó que tras más de 15 días de paralización aún no haya ningún tipo de pronunciamiento por parte de las autoridades de la salud en el país.

“Estamos atendiendo hasta los momentos estrictas emergencias, pero podemos llegar a una hora cero (…) ya que este gobierno no es capaz de responder”, aseguró el galeno.

También se manifestaron trabajadores del sector eléctrico quienes hicieron un llamado al ministro de Energía Eléctrica, Luis Motta Domínguez, pues aseguran que “la empresa se está cayendo a pedazos por culpa de la negligencia”.

José Useche, secretario del Sindicato de Trabajadores Eléctricos dijo en rueda de prensa que siguen “en pie de lucha”, pues aseguran que todas las propuestas que el gobierno ha hecho consisten en ofrecer bonificaciones.

“Nosotros queremos salarios, nosotros queremos más reivindicaciones pero que se lleven a las prestaciones sociales porque las bonificaciones no van a las prestaciones sociales, queremos salarios dignos, queremos salarios justos”, enfatizó.

Comentarios

© Banca y Negocios 2018 | Todos los Derechos Reservados | Ninguna parte de esta página ni las publicaciones que contiene podrá ser reproducida sin autorización