Las empresas argentinas Tenaris y Talta Trading Marketing demandaron a Venezuela en Estados Unidos para exigir el pago de $213 millones concedido por un tribunal de arbitraje más intereses, por la expropiación de una fábrica de briquetas en 2008.

La agencia Redd Latam reseña que los documentos se introdujeron la semana pasada y reclaman el pago por la nacionalización de la planta briquetera de Matesi, propiedad de Techint, una siderúrgica con sede en Argentina propietaria a la vez de las dos empresas.

El monto exigido combina la indemnización de $83,7 millones con los intereses previos y posteriores a la adjudicación, aunque el laudo sigue sujeto a anulación, tras una apelación venezolana.

El Ciadi dio la razón a los demandantes en enero de 2016, que exigieron el pago en febrero de ese año. Venezuela apeló la decisión y el tribunal suspendió la cancelación, pero la anulación debe decidirse dentro de cuatro meses.

Venezuela enfrenta varios casos de empresas que exigen el pago de indemnizaciones ya concedidas por tribunales arbitrales y comerciales. El caso más sonado hasta ahora es el de la petrolera Conoco que logró incluso apoderarse de activos de Petróleos de Venezuela en el Caribe. Una acción similar espera lograr las mineras Rusoro y Crystalex.

Comentarios

© Banca y Negocios 2018 | Todos los Derechos Reservados | Ninguna parte de esta página ni las publicaciones que contiene podrá ser reproducida sin autorización