En un reporte realizado por la agencia de noticias Reuters se indicó que este jueves la Autoridad Reguladora de la Industria Financiera (Finra, por sus siglas en inglés) suspendió la licencia a John Batista Bocchino, un ex representante de Morgan Stanley, ocultar cerca de 190 millones de dólares en transacciones de bonos venezolanos.

De acuerdo al artículo publicado, Morgan Stanley había restringido el comercio de bonos venezolanos debido a la reglamentación y preocupaciones anti-lavado de dinero, así como los riesgos para su reputación, expresó Finra, organismo de vigilancia financiado por la industria de Wall Street, a través de un comunicado.

La noticia llega unos días después de que Goldman Sachs fuera atacada por políticos que hacen oposición al presidente Nicolás Maduro por “ayudar y fomentar el régimen dictatorial del país”; por la compra de 2.800 millones de dólares en bonos del gobierno.

El banco de inversión japonés Nomura Securities compró alrededor de 100 millones de dólares en bonos venezolanos la semana pasada como parte del mismo acuerdo que Goldman Sachs participó.

Bocchino cotizaba en bonos venezolanos en nombre de sus clientes, pero ocultó los oficios de Morgan Stanley mediante el uso de cuentas nominadas en nombres de instituciones financieras de Estados Unidos, y dirigió las operaciones a través de esas cuentas, dijo Finra.

A propósito de la actual situación venezolana, Morgan Stanley escribió en su último reporte publicado el 25 de mayo, que  el gobierno cuenta con margen de maniobra para cancelar los vencimientos de deuda pendientes para lo que resta de año, pero afirma que en 2018 aumenta el riesgo de caer en default.

Sin embargo, la firma explicó que en este entorno la deuda venezolana se ubicaría en un terreno nuevo donde la política y no la economía, puede dictar el resultado.

Comentarios