A pesar de un inmenso incremento en las captaciones del público que ha experimentado la banca venezolana, esta magnitud no se ha podido reflejar en una expansión del crédito en forma correspondiente debido a las limitaciones en cuanto al índice de capitalización que deben mantener las entidades financieras.

De acuerdo con el último informe bancario publicado por Aristimuño Herrera & Asociados, el nivel de captaciones del sistema se ubicó en 13,4 billones de bolívares hasta el segundo mes de 2017.

Una serie de decisiones en manos de las autoridades financieras y regulatorias del país comienzan a abrir las puertas a una mayor canalización de este contingente de recursos monetarios hacia la economía, lo que sin duda es una buena noticia para el sector productivo, industrial y comercial.

Lectura recomendada: En G.O.: Normas relativas a la aplicación de revaluación de activos de la banca

Un crecimiento notable en la cartera de crédito, luego de haberse mantenido represada por un lapso de tiempo, conduciría a ciertas consecuencias en los ámbitos empresarial, macroeconómico, monetario e incluso cambiario.

Para conocer mucho más al respecto, le invitamos a leer el más reciente Informe Privado Semanal de la firma, titulado “Con luz verde para la expansión del crédito” en que se aborda de manera detallada este tema.

Le invitamos a consultar nuestros planes de suscripción disponibles para determinar el que mejor se adapta a sus necesidades de asesoría especializada y consultoría.

Comentarios