Las reservas internacionales se ubicaron al cierre del 8 de junio en $8.870 millones, el nivel más bajo en 24 años, según la data del Banco Central de Venezuela.

Las reservas perdieron en un día 507 millones de dólares para colocarse por debajo del umbral de los $9.000 millones por primera vez desde junio de 1994, cuando cerró en $8.808 millones. Pero esa cifra se registró solo en ese mes, ya que antes y después de ese lapso, estuvo por encima de ese nivel, a pesar de que el país padecía los efectos de la crisis bancaria que explotó en enero.

Un monto de reservas similar al piso que ha alcanzado el 8 de junio, fue el que se mantuvo cada uno de los meses del segundo semestre de 1975, casi 43 años atrás.

El gobierno, dependiente en 96% de los ingresos que reportan las exportaciones petroleras, está en aprietos financieros desde 2015 cuando comenzaron a sentirse los efectos del desplome de los precios del barril a partir de junio de 2014.

Las autoridades empezaron a entregar cada vez menos divisas a través de los distintos mecanismos cambiarios, lo que incidió en el abastecimiento del país provocando un problema de escasez que persiste hasta el presente.

Las reservas, activos que respaldan el pago de las importaciones, del servicio de la deuda y el valor de la moneda, empezaron a liquidarse rápidamente y de $22.077 millones con las que cerró 2014, hoy se ubican en $8.870 millones, una caída de $13.207 millones o 60% en poco menos de tres años y medio.

El presidente Nicolás Maduro llegó al poder en abril de 2013 con un nivel de reservas en $26.535 millones, lo que refleja que desde entonces la caída ha sido de $17.665 millones o 66,6%, es decir, en poco más de cinco años el gobierno acabó con dos tercios de las reservas internacionales.

Comentarios