En 4 municipios del estado Bolívar se concentran 74 casos sospechosos de difteria y se reportan 7 fallecidos hasta la semana epidemiológica 34: el municipio Caroní tiene 50 casos; el municipio Heres, 11 reportes; el municipio Angostura, 9 casos y en el municipio Sifontes hay 4 reportes.

Estas mismas jurisdicciones son las tienen más baja cobertura de la vacuna pentavalenta que contiene la vacuna contra la difteria. En Caroní solo se cubrió 40%, 47% en Heres, 29% en Angostura y en Sifontes 35%, informó la red Defendamos la Epidemiología en un boletín.

“Todo esto revela que existe todavía una importante población de susceptibles en esos municipios y que las campañas extraordinarias de vacunación realizadas a partir de octubre de 2016, han sido insuficientes”, indica la agrupación de médicos.

De los 7 fallecidos reportados, 3 defunciones ocurrieron en Angostura y otras 4 en Caroní. De los fallecidos en Caroní, 2 procedían de Pariaguán, estado Anzoátegui, y 1 de El Callao y el otro caso era autóctono de Caroní, reseñó El Nacional.

“La cifra de mortalidad del estado se corresponde con lo esperado en situaciones epidémicas de difteria, pero resulta muy elevada en el municipio Angostura (33,33%), situación atribuible a la dispersión de la población, predominantemente de etnias indígenas; al retardo en el diagnóstico y a la menor disponibilidad de recursos para la atención de los enfermos”, especifica el boletín.

La Red denuncia que las epidemias de malaria, sarampión y difteria “marchan a la deriva”. “Se ha aplicado censura de información oficial sobre las 3 enfermedades, lo que impide a la población cooperar adecuadamente con las medidas de salud pública, tomar conciencia de los riesgos y estimular la prevención mediante vacunas en los casos de difteria y sarampión. Mientras tanto, se priva arbitrariamente a los profesionales de la salud de información importante para la sospecha y el diagnóstico oportuno de casos”, refiere el gremio de médicos.

Comentarios