El anonimato que permiten las transacciones con las criptomonedas abre un espacio para que delincuentes la utilicen para concretar sus negocios, en especial en la llamada “Dark Web” o “Internet profunda”. Sin embargo, esa tendencia viene cambiando y el mercado muestra una nueva realidad.

Según Lilita Infante, de la Administración de Control de Drogas (DEA), la proporción entre la actividad legal e ilegal con bitcoin ha cambiado.

“El volumen en actividad criminal ha crecido enormemente, la cantidad de transacciones y el valor en dólares ha crecido enormemente a lo largo de los años , pero la proporción ha disminuido”, dijo Infante a la agencia Bloomberg. “La mayoría de las transacciones se utilizan para la especulación de precios”, agregó.

Cuando Infante comenzó a ver aparecer el bitcoin en sus casos en la DEA hace cinco años, su análisis de los datos de blockchain mostró que la actividad criminal estaba detrás de aproximadamente el 90% de las transacciones. Ahora, la actividad ilegal se ha reducido hasta 10% y la especulación se ha convertido en el motor dominante.

Infante es una agente especial de la DEA y parte del Grupo de Trabajo de 10 personas sobre investigación cibernética. El equipo se enfoca en investigaciones relacionadas con la Internet profunda y el bitcoin.

Las fuerzas del orden público están utilizando la tecnología blockchain a su favor. El bitcoin y otras criptomonedas  son públicas e inmutables, proporcionando un recurso valioso para que los agentes rastreen las transacciones y los patrones, dijo Infante.

Aunque los usuarios a veces intercambian bitcoin por otras monedas con comisiones más bajas y tiempos de transacción más rápidos para transferir fondos, la abrumadora mayoría de las transacciones aún se realizan en bitcoin.

Los traficantes y los blanqueadores de dinero intercambian bitcoin por monedas fiduciarias en los casas de cambio digitales y peer-to-peer, aunque también realizan intercambios importantes en los EEUU, dijo Infante.

Comentarios

© Banca y Negocios 2018 | Todos los Derechos Reservados | Ninguna parte de esta página ni las publicaciones que contiene podrá ser reproducida sin autorización