En un país en plena recesión económica desde hace dos años, nueve de cada diez brasileños (88%), afirman que su éxito financiero se debe “a Dios”, revela un sondeo del Instituto Datafolha publicado el domingo

El porcentaje supera el 90% entre los que dicen tener una religión y asciende al 70% entre los que alegan carecer de religión.

E incluso el 23% de los que se dicen “ateos” dijeron estar de acuerdo con la afirmación: “Todo el éxito financiero de mi vida se lo debo, en primer lugar, a Dios”.

Según el sondeo, el 97% de los evangélicos, término que en Brasil designa a los protestantes históricos (pentecostales) y a los neopentecostales, el 91% de los católicos, el 70% de los que dicen no tener religión alguna, el 66% de los adeptos al espiritismo y el 63% de los seguidores del Umbanda (culto afrobrasileño) creen que existe una influencia divina en sus finanzas.

El sondeo fue realizado entre 2.828 personas de más de 16 años, en 174 ciudades de este país de 204 millones de habitantes y tiene un margen de error de dos puntos porcentuales.

Comentarios