El riesgo de que los acreedores de bonos venezolanos inicien litigios para exigir los pago aumentará hacia finales de este año, en especial si el país no cumple con el pago del capital e intereses del papel que vence en agosto, asegura el banco de inversión Nomura.

“Los riesgos de acciones legales podrían resurgir después del incumplimiento del pago del principal bono 2018 (cupón 13,625%). Esto representaría el primer incumplimiento soberano de un principal después de Elecar en abril. Suponemos que los riesgos de litigio se aumentarán hacia el final del año”, señalan.

La institución japonesa sigue manejando la hipótesis de que las dificultades de flujo de caja en divisas que tiene el gobierno de Nicolás Maduro, podrían conducir a un cambio político.

Venezuela y Pdvsa acumulan pagos atrasados por más de $4.500 millones, hasta la fecha. Desde octubre, solo se han pagado unos $497 millones. Este viernes se vence el cupón del bono soberano 2036, lo que significa un pago de $162,5 millones.

Nomura resalta que el gobierno ha dado prioridad a pagos específicos con el del bono Pdvsa 2020, cuya garantía es Citgo, pero duda que debido al colapso de la producción petrolera, se tengan los recursos para cumplir con los otros compromisos de ese instrumento.

Comentarios

© Banca y Negocios 2018 | Todos los Derechos Reservados | Ninguna parte de esta página ni las publicaciones que contiene podrá ser reproducida sin autorización