El presidente de la República, Nicolás Maduro, informó que los trabajadores de la empresa Alimentos Kellogg, ubicada en el estado Aragua, asumieron desde este martes el control de la compañía.

Alimentos Kellogg informó este martes que cesaba sus operaciones en el país debido a la crisis económica. En la sede de Maracay, los trabajadores manifestaron su descontento por la sorpresiva decisición. Allí acudió el ministro del Trabajo, Néstor Ovalles.

“¿Qué hizo el gobierno revolucionario? Llegaron inmediatamente el ministro del Trabajo y los ministros de la economía, abrieron la empresa, se la hemos entregado a los trabajadores y la empresa está produciendo con la clase obrera industrial”, dijo Maduro, durante un acto de campaña.

La empresa, con más de 100 año de actividad en Venezuela, señaló que había cumplido con los compromisos laborales correspondientes. Maduro calificó de ilegal la forma en que la compañía cerró sus operaciones y atribuyó la medida a una estrategia para “asustar al pueblo”, ante la cercanía de las elecciones.

“La compañía Kellogg va a seguir produciendo ahora en manos de la clase obrera. Vamos a iniciar las acciones judiciales para solicitar el código rojo a los accionistas y dueños de la empresa para que paguen en los tribunales y ante la justicia. Tienen que respetar las leyes de Venezuela, a los trabajadores y sus familias”, afirmó.

Maduro dijo que dio instrucciones en la mañana para que “la empresa continúe produciendo sus productos sin problema, y así va a ser.”

 

Comentarios

© Banca y Negocios 2018 | Todos los Derechos Reservados | Ninguna parte de esta página ni las publicaciones que contiene podrá ser reproducida sin autorización