El presidente Nicolás Maduro prorrogó por 60 días el estado de excepción y emergencia económica decretado en mayo y acumula dos años y medio gobernando por decreto, saltándose el control legislativo establecido en la Constitución.

En la Gaceta Oficial N° 41.435 con fecha 09 de julio de 2018, se publicó la renovación del  decreto emitido en mayo y que le permite aprobar medidas económicas, en especial créditos adicionales al presupuesto, así como otorgar poderes especiales a sus funcionarios, sin necesidad de pasar por la Asamblea Nacional (parlamento) único poder controlado por la oposición.

En enero el mandatario emitió un decreto de emergencia económica que prorrogó en marzo. Sin embargo, Maduro gobierna con este instrumento desde enero de 2016 a pesar de que la Constitución establece que puede ser usado por 60 días y solo prorrogable por 60 días más. Cada dos meses desde entones, el Tribunal Supremo de Justicia ha avalado la legalidad de este decreto.

Según el documento, la prórroga se adopta porque “persisten las circunstancias excepcionales, extraordinarias y coyunturales que motivaron la declaratoria de Estado de Excepción y de Emergencia Económica, (y) se requiere adoptar nuevas medidas y profundizar las que se encuentran en ejecución”.

Sin embargo, ninguna de las acciones adoptadas por Maduro amparado en la emergencia económica, han servido para mejorar la situación económica. El país transita por su quinto año de recesión y una hiperinflación que al cierre del primer semestre llegó a una cifra anualizada de 46.305%.

Comentarios

© Banca y Negocios 2018 | Todos los Derechos Reservados | Ninguna parte de esta página ni las publicaciones que contiene podrá ser reproducida sin autorización