El presidente Nicolás Maduro aseguró que 414 inversionistas asistirán a la reunión convocada por el gobierno para reestructurar la deuda externa de Venezuela el lunes 13 de noviembre. Agregó que el país nunca entrará en default, pero que la prioridad de su gobierno es el bienestar de los venezolanos.

Informó que a la reunión del lunes asistirán “91% de todos los tenedores de la deuda externa venezolana”,entre los cuales hay banca estadounidense, e inversionistas europeos y venezolanos.

“Han jugado a que Venezuela se declare en default. Pero el default nunca llegará a Venezuela, Venezuela siempre tendrá una estrategia clara y ahora es refinanciar y renegociar toda la deuda, porque no vamos a seguir en esta línea, que estén claros todos los acreedores y agentes financieros. La prioridad la prioridad es la vida económica del país, el desarrollo social de Venezuela”, dijo en su programa dominical transmitido desde el Palacio de Miraflores.

El mandatario acusó a agentes internacionales y las sanciones estadounidenses de impedir un refinanciamiento previo y aseguró que de haberse concretado, al país se le hubiesen liberado recursos por unos $30.000 millones, para medicinas y alimentos.

“Nos han agarrado del cuello para tratar de ahogarnos, pero no han podido en estos 36 meses. Hay que verle la cara a lo que han sido estos años. 36 meses de sangre, sudor y lágrimas. En donde hemos pagado $73.359 millones (de deuda externa), sin retardo ni un segundo. Recientemente pagos $2.000 millones y las casas de riesgo que están parcializadas contra Venezuela, nos suben el riesgo país, como parte de la guerra para hacernos más caro el crédito, para hacernos imposible el refinanciomiento y encarecer los contratos para importar lo que necesita el país”, aseguró.

Maduro reiteró que el lunes 13 se instala “la primera jornada de renegociación y refinanciamiento de la deuda externa venezolana”. “La va a presidir Tareck El Aissami”, dijo.

“Venezuela empieza una estrategia clara, seria, abierta, para buscar un nuevo sendero negociado, acordado, nuevas fórmulas negociadas porque Venezuela tiene derechos económicos internacionales, hay suficientes resoluciones con carácter de obligatoriedad en el sistema de la ONU sobre la deuda soberana, sobre la necesidad de priorizar los derechos de los pueblos y nosotros con la moral que tenemos y la capacidad económica de Venezuela, nos sentamos en la mesa con todos”, aseguró.

Maduro dijo que un “país que ha pagado $73 millones en 36 meses, le deberían prestar $100.000 sin intereses, darle un premio”.

Comentarios