Lo que se sabe del Dicom a más de un mes sin subastas

// Banca y Negocios @bancaynegocios



El Sistema de Divisas de Tipo de Cambio Complementario Flotante de Mercado (Dicom) paralizó sus operaciones luego de la subasta número 15 que se efectuó el 31 de agosto. El gobierno se propone relanzarlo próximamente con la idea de sustituir la asignación de dólares por otras monedas. Esto es lo que se sabe hasta el momento:

* No se asignarán más dólares. El ministro de Finanzas, Ramón Lobo, ratificó que las próximas subastas no asignarán dólares, como se venía haciendo. En los foros informales de personas que han participado en subastas o que esperan la liquidación de la número 15 se observan fotos de cuentas en la banca pública donde aparecen saldos en dólares y euros, lo que hace indica que el gobierno podría estar pensando en adjudicar en la moneda europea, descartando las rupias indias, el yuan chino o el rublo ruso, como se había anticipado.

* La subasta número 15 no se ha liquidado. Empresarios y personas naturales que fueron adjudicados en la última subasta no han recibido en sus cuentas el dinero asignado y el monto en bolívares sigue bloqueado.  El presidente de Fedecámaras, Carlos Larrazábal, dijo que desde hace tres semanas las empresas no reciben divisas para pagar a proveedores en el extranjero. También en foros informales, personas que aseguran haber sido adjudicadas reportan que el dinero en bolívares está congelado, pero no han recibido las divisas. El gobierno ha argumentado que los bancos corresponsales en el exterior han impedido las liquidaciones por las sanciones de Estados Unidos.

* El gobierno trabaja en nuevo mecanismo. El ministro Lobo aseguró que el Dicom se reabrirá «próximamente», sin especificar fecha, además dijo que  el gobierno busca «solventar para evitar que las personas naturales y jurídicas sufran, y así garantizar la optimización que cada uno de los empresarios ha solicitado y requerido».

* Flujo de divisas complicado. En el trimestre que recién empieza el gobierno tiene el reto de distribuir los escasez ingresos en divisas entre el pago de sus bonos y las importaciones necesarias para la temporada navideña que suele ser de alta demanda de bienes extranjeros. En las próximas cinco semanas hay que cancelar unos $3.500 millones y las empresas requieren las divisas para que las importaciones de diciembre lleguen a tiempo.

Te podría interesar también