El gobierno del presidente Nicolás Maduro se reunió el lunes con un grupo de tenedores de bonos para tratar el tema de la reestructuración de la deuda externa venezolana. Estos son los datos más relevantes del evento que duró entre 20 y 30 minutos  en Caracas.

* El gobierno no realizó ninguna propuesta de reestructuración. “Los inversores salieron de la reunión cargados de bolsas de finos chocolates y café, pero sin un panorama claro sobre cómo proseguirán las conversaciones”, dijo la agencia Reuters.

* El único vocero de la comisión presidencial fue el vicepresidente Tareck El Aissami. No se permitieron preguntas. “La OFAC (un brazo del Departamento del Tesoro de Estados Unidos) pretende sin juicio alguno disminuir nuestra capacidad de relacionamiento con el mundo”, fue una de las frases del funcionario.

*  La participación del ministro de Economía y Finanzas, Simón Zerpa, y de El Aissami -ambos sancionados por Estados Unidos- forzó a algunos acreedores a quedarse en una sala anexa para evitar encontrarse con ellos.

* La asistencia no pasó de un centenar, según reportó la agencia Reuters.

* El Aissami aseguró que se seguirá cumpliendo con los compromisos de pago, pero no aportó detalles sobre compromisos atrasados que ya vencieron.

* Entre la información aportada, el funcionario dijo que hay $1.200 millones congelados en Euroclear y que Deutsche Bank cerrará esta semana la cuenta corresponsal de Venezuela y que Citi ya las cerró en Estados Unidos y China.

* En la noche del lunes el gobierno emitió un comunicado donde calificó de exitosa la reunión.

Comentarios