Las subvenciones a PDVSA y su impacto en los estados financieros

// Por Lic. Jose Romero

Las subvenciones a PDVSA y su impacto en los estados financieros


El pasado 11 de agosto Petróleos de Venezuela, S.A. (PDVSA) publicó sus estados financieros auditados correspondientes al ejercicio económico 2016. Fueron diversas las opiniones alrededor del informe emitido por los Contadores Públicos Independientes. Entre los comentarios resaltan temas como el de subvenciones del gobierno otorgadas a PDVSA por $5.726 millones (Bs. 3.863.962).

Ahora bien ¿Qué significa una subvención desde el punto de vista de las Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF) y por qué ha sido presentada como un asunto clave de auditoría?

Las subvenciones están definidas por las NIIF como una “ayuda gubernamental en forma de transferencias de recursos a una entidad a cambio del cumplimiento pasado o futuro de ciertas condiciones relacionadas con las actividades de operación de la entidad”.

En el caso de PDVSA, estamos en presencia de una subvención relacionada con los ingresos o bien con su explotación y destinada a cubrir un gasto específico, en este caso el subsidio recibido es por la diferencia entre el precio de venta y los costos de producción por venta de productos en Venezuela, la cual se realiza a precios regulados establecidos por el Gobierno Nacional.

Estos gastos incurridos fueron reconocidos como cuentas por cobrar a la República y posteriormente compensadas a través de un decreto de dividendos de fecha junio 2017. Este decreto de dividendos en bolívares correspondió a $1.463 millones, que equivalen al subsidio de $5.726 millones al cierre de 2016. La diferencia se origina por la tasa de cambio a diciembre 2016 (Bs.674,81) y junio 2017 (Bs.2.640 tipo de cambio según cuarta subaste del Dicom).

Tal como se señala en el informe, la subvención se reconoció en los estados financieros disminuyendo los gastos de operación del período, específicamente el gasto de depreciación, al considerarse la recuperación de los costos y gastos por la venta de productos en el mercado interno, a través de este subsidio.

A diferencia de años anteriores, en los que se recibieron subvenciones, pero para la adquisición de los bienes y servicios destinados a la ejecución de proyectos petroleros, estas fueron reconocidas como ingresos diferidos, tal como lo indica la NIC 20 en los casos de subvenciones relacionadas con activos.

En este sentido, las subvenciones recibidas se presentan como un asunto clave de auditoría, porque de acuerdo al juicio profesional de los Contadores Públicos, es un tema de mayor importancia por tratarse de una transacción inusual, con partes relacionadas y por montos significativos. El objetivo de detallar estos asuntos claves es incrementar el valor y la transparencia en el informe del auditor, proporcionando a los usuarios de los estados financieros información adicional sobre estos asuntos.

Te podría interesar también