El Banco de Inglaterra le negó al gobierno la solicitud de repatriación de 14 toneladas de oro monetario, debido a que no confían en el uso que se le dará, según reseñó el diario londinense Times.

“Existe la preocupación de que (Nicolás) Maduro pueda confiscar el oro, que es propiedad del Estado, y venderlo para beneficio personal”, dijo una fuente al periódico que agregó que la entidad inglesa adoptó en este caso el procedimiento de prevención de lavado de dinero.

Esta semana la agencia Reuters aseguró que el gobierno venezolano estaba en trámites desde hace dos meses para repatriar 14 toneladas de oro, equivalentes a unos $550 millones, pero que lidiaba con dificultades para contratar un seguro de transporte.

El gobierno de Maduro ha utilizado las reservas de oro monetario de Venezuela para hacer operaciones de ventas y swap, disminuyendo su saldo en más de la mitad, de acuerdo con datos del Consejo Mundial del Oro.

La semana pasada Estados Unidos aprobó una orden ejecutiva que apunta a bloquear el uso que está haciendo el gobierno venezolano del oro, principalmente aquel que se extrae de las minas con un alto costo ambiental y es vendido de forma poco transparente.

Venezuela atraviesa una histórica crisis económica agravada por el desplome de la producción petrolera, fuente de 95% de los ingresos en divisas del país, por lo que el gobierno de Maduro, calificado como dictadura por EEUU, busca otras fuentes de financiamiento.

 

Comentarios

© Banca y Negocios 2018 | Todos los Derechos Reservados | Ninguna parte de esta página ni las publicaciones que contiene podrá ser reproducida sin autorización