Informe Especial | Regreso a la expansión monetaria vía a una hiperinflación aún más destructiva

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Informe Especial | Regreso a la expansión monetaria vía a una hiperinflación aún más destructiva



Presionado por una cada vez más estrecha posición financiera, el gobierno decidió acudir al masivo endeudamiento interno para mantener su caja a flote por lo menos durante lo que queda de año y, a tal efecto, utilizó el curioso mecanismo del “Instrumento Normativo con tratamiento de Ley Especial” para aprobar la emisión de deuda adicional hasta por 36 billones de bolívares.

Hasta ahora, se han autorizado emisiones de Vebonos o Títulos de Interés Fijo (TIFs) y bonos de capital mixto hasta por 23 billones de bolívares, en lo que se supone es un impulso a toda velocidad a una política de expansión monetaria, potencialmente generadora de enormes presiones inflacionarias y de una mayor devaluación del bolívar en el mercado de cambio.

Solo hay dos maneras para que el Ejecutivo Nacional consiga semejante volumen de recursos –más de 1.500 millones de dólares a tasa de cambio oficial-; a través de la banca vía una liberación de encaje legal represado en el BCV o mediante la compra de estos títulos por parte del propio ente emisor, que los usaría como fuente formal de respaldo para emitir el dinero inorgánico necesario.

Cualquiera de estas dos vías conduce exactamente al mismo resultado: un aumento dramático de la inflación y del precio del dólar, que se van a traducir en mayor empobrecimiento de la población y destrucción de capacidad productiva.

¿Para qué se supone que será este nuevo endeudamiento? En la Gaceta Oficial Extraordinaria se señala que, del lote inicial de endeudamiento por 23 billones de bolívares, 12 billones irán a financiar el servicio de la deuda interna y externa, 10 a apalancar la gestión fiscal hasta diciembre y solo 1 billón a aportes “para proyectos”.

Esta no es una práctica nueva. Tiene antecedentes, por ejemplo, en el financiamiento de proyectos habitacionales; sin embargo, esta oleada de endeudamiento se va a producir en un momento especialmente crítico de la economía y del sector bancario.

Según los datos del Banco Central de Venezuela, el monto depositado como encaje legal por el sistema bancario es de 10.276.784.908 miles de bolívares, al 28 de agosto, que cubre 44,78% del total de endeudamiento autorizado de 23 billones.

El sistema acumula 16 trimestres en recesión y atraviesa una contracción de liquidez en extremo severa, como lo evidencian las cifras de las reservas bancarias excedentes que alcanzaron 80.613,9 millones de bolívares, una caída de 64,08% desde febrero de este año, cuando se aprobó el incremento del encaje legal ordinario a 56% y del marginal a 100%.

Otro indicador relevante es el mercado de créditos interbancarios a un día u “Overnight”, donde los bancos están buscando desesperadamente recursos para cubrir el encaje pagando tasas promedio de 127% y máximas superiores a 140%, con volúmenes que vienen superando el billón de bolívares mensuales.

En el Informe Privado de Aristimuño Herrera & Asociados, el economista César Aristimuño, Director Ejecutivo de la consultora, traza el escenario más probable a partir de esta nueva escalada que se avizora de inyección de liquidez a la economía en una circunstancia tan compleja, en la que la caída acelerada del consumo es la variable más preocupante.

Los invitamos a suscribirse al Informe Privado para estar al día con la dinámica económica del país y las tendencias que la mueven. Si desea conocer más acerca de este y el resto de nuestros productos y servicios de consultoría, le invitamos a consultar nuestros planes de suscripción para que pueda seleccionar el más adecuado a sus necesidades y así empezar a disfrutar todos los viernes, de esta información de alto impacto para los hombres de negocios.

Te podría interesar también