Importancia y objetivos de la auditoría tributaria en la empresa

Raúl Arias @raulgilarias

Importancia y objetivos de la auditoría tributaria en la empresa

Continuando con la divulgación de la cultura tributaria y financiera vamos hacer énfasis en la importancia de la auditoría tributaria para las empresas, que persigue determinar el correcto cumplimiento de las obligaciones tributarias.

De acuerdo con la American Accounting Association, la auditoría financiera es un proceso sistemático que consiste en la frecuencia lógica de pasos que debe seguir el auditor para obtener las evidencias, realizar trabajos e informar los resultados de una auditoría tributaria. En otros términos se refiere a los procedimientos aplicados en cada etapa del proceso en cuestión.  Estas etapas son las siguientes:

–  Orientación de la auditoría
– Ejecución del trabajo de auditoría
– Informe final del auditor

El propósito de la auditoría tributaria es verificar y comprobar el cumplimiento y determinación, entendiéndose por verificar el acto de comprobar la exactitud de los montos que tienen que ver con los tributos, así como comprobar la revisión de los tributos, sus aspectos legales o cotejo con el objeto de lograr si es correcta o incorrecta la determinación realizada en las organizaciones.

En sentido general, la auditoría consiste en un examen de los elementos de la obligación tributaria, de acuerdo con las leyes, con el propósito de determinar el grado de cumplimiento y determinación de esa obligación. Los elementos de la obligación tributaria son el hecho imponible, el sujeto activo, el sujeto pasivo y la base imponible.

La auditoría tributaria independiente consiste en el examen efectuado al grupo de tributos que constituyen la obligación tributaria del cliente tales como:

– Tributos nacionales: incluyen Impuesto sobre la Renta (ISLR) e IVA
– Tributos municipales: Declaración de ingresos brutos de actividades económicas
– Tributos de carácter parafiscal: Locti, drogas, deporte.

Los objetivos básicos de la auditoría tributaría se desglosan del análisis conceptual, ya que corresponde evaluar el vínculo existente entre el sujeto activo acreedor del tributo y el sujeto pasivo que tiene la obligación establecida en la ley de satisfacer el tributo, cumplir con las exigencias de ley y no hacer actos ilícitos en materia fiscal. De allí que la auditoría tributaria, debe abocarse a:

1) Obtener la seguridad razonable sobre la declaración del hecho imponible que dio origen a la obligación tributaria.
El concepto de seguridad razonable, en auditoría tributaria, se refiere a la autenticidad del enriquecimiento, momento y lugar en que se produjo el hecho imponible establecido en la leyes tributarias. La realización en una organización del hecho imponible conduce al nacimiento de la obligación tributaria, de allí la importancia que deben tener los auditores por su examen.

2) Verificar la exactitud en la determinación de la base imponible, débitos y créditos de carácter tributario.
La base imponible viene a ser la expresión cuantitativa del hecho generador del tributo, es decir la medida del hecho imponible y en cuanto a los débitos y créditos va a representar el impuesto, luego de aplicar la tasa correspondiente.

En la auditoría de estados financieros la verificación matemática o cálculo de alguna partida es una de las técnicas de mayor utilización. En auditoría tributaria es recomendable su uso luego de revisar la conciliación fiscal realizada por la empresa para verificar partidas contables que formaron la base imponible y determinar su autenticidad y procedencia, de acuerdo con la información contable y los requerimientos legales necesarios para su determinación.

3) Comprobar el cumplimento de los deberes formales por parte del contribuyente.
En cuanto al objetivo de evaluar el cumplimiento de los deberes formales por parte del contribuyente es evidente que al indagar sobre el control interno se valoran los riesgos de auditoría, en consecuencia, la planificación del examen tiene que contener los procedimientos suficientes para conocer si los sujetos pasivos de la obligación tributaria tales como los contribuyentes, responsables y terceros cumplen con los requisitos establecidos en las leyes tributarias, a fin de garantizar transparencia y sinceridad en la información suministrada al fisco.

Los deberes formales están dados de manera tal para que la administración tributaria pueda tomar acciones que conlleven en forma segura a que el tributo se transforme en tributo percibido.

Entre los deberes formales más comunes que deben cumplir los contribuyentes, responsables y terceros están:

– El deber de declarar los tributos en los plazos establecidos.
– Llevar los libros en forma debida y oportuna, de acuerdo a las normas legales y principios de contabilidad de aceptación general.
– Comparecer ante la autoridad tributaria competente con el fin de aportar información que le sea requerida.

4) Comprobar la adecuada contabilización, clasificación y revelación de los tributos en los estados financieros, de acuerdo con los principios de contabilidad de aceptación general.
En relación a este objetivo se hace necesario verificar si los tributos corrientes y diferidos están de acuerdo con los principios de contabilidad de aceptación general y si estos se han aplicado en forma uniforme y consistente; además, a la clasificación y descripción de los montos tributarios y a las revelaciones informativas requeridas en los estados financieros en su conjunto.

Etapas del proceso de auditoría tributaria:

1) Orientación de la auditoría tributaria
La orientación de la auditoría va a significar fundamentalmente la estrategia que se va a desarrollar, luego de obtener el conocimiento general de la empresa.

Entre los aspectos a considerar dentro de la estrategia de la auditoría tributaria, tenemos:
– Estudio general de la empresa.

Es importante entender el sistema contable y de control interno, características particulares financieras, las normas legales que debe cumplir la empresa a la cual se le va a realizar la auditoria tributaria.

El conocimiento fundamental de los tributos debe estar dirigido a:

– Identificar los distintos tributos que están obligados a cumplir por parte de la organización, sean nacionales, estadales o municipales e inclusive los extranjeros para evitar la doble tributación.
– Los años sujetos a revisión según la contratación de la auditoría.
– Situaciones significativas fiscales relacionadas con los tributos ocurridos en los años sujetos a revisión.
– Últimas declaraciones de los tributos que tiene su efecto en la organización.
– Naturaleza y monto de las diferencias de tiempo que resultan en registro de partidas en diferido.
– Método contable para el registro de impuestos diferidos.
– Asientos que se realizan para el pago de tributos, ajustes de revisiones efectuadas internamente, por auditoría externa o por la administración tributaria correspondiente.

2) Estrategia y planificación de la auditoría tributaria
El auditor debe conocer los principios de contabilidad que aplica la empresa para los registros tributarios, observar la confianza del control interno tributario, los factores de riesgo e importancia relativa y las pruebas de auditoría necesarias.
La planificación incluye la elaboración de un programa de auditoría para desarrollar su trabajo.

3) Riesgos e importancia relativa
Los enfoques de auditoría son dos: uno basado en los controles y el otro fundamentado en el análisis de riesgos. En el primero evaluamos el control interno administrativo y contable a fin de formarnos un juicio profesional sobre el grado de confiabilidad de los estados financieros.
En el enfoque de riesgos e importancia relativa valoramos la probabilidad de ocurrencia de errores o irregularidades significativas que pongan en peligro a la empresa. La valoración de riesgos la efectuamos en base a:

– Riesgo inherente: evaluamos las características de la empresa como naturaleza del negocio y las condiciones del entorno.
– Riesgo de control: evaluamos la posibilidad de que el control interno de la empresa presente debilidades que impidan una acción correctiva y oportuna.
– Probabilidad de que los procedimientos de auditoría aplicados por el auditor no detecten errores e irregularidades significativas en la empresa y, en consecuencia en los estados financieros.

4) Diseño del programa de auditoría
La evaluación preliminar, incluyendo la del control interno, constituye la base de información para la elaboración del programa de auditoría. Para el caso de los tributos los procedimientos de auditoría deben estar dirigidos a determinar, en primer lugar cuales impuestos, tasas y contribuciones son usuales, según la situación de los clientes. En segundo lugar verificar si se está declarando el hecho imponible y cumpliendo con las obligaciones que imponen las leyes que regulan los tributos que genera la situación del cliente y, en todos los aspectos contables necesarios para su revelación, clasificación y registro.

5) Ejecución del trabajo de auditoría
Este va estar dirigido a la aplicación de los procedimientos de auditoría para obtener las evidencias suficientes que apoyen los resultados de la auditoría que son obtenidas a través de una combinación de procedimientos de control y va a significar la información que le va a permitir al auditor llegar a conclusiones sobre la cual basar los resultados de su trabajo. Por ejemplo a través de procedimientos se pueden determinar representaciones erróneas en los cálculos de los impuestos, omisiones e incumplimientos de los deberes formales, quedando dichas evidencias en los papeles de trabajo del auditor.

6) Informe final del auditor
Una vez analizado el desarrollo de todo el trabajo realizado, el auditor llega a las conclusiones que son expresadas en dicho informe.

La importancia de la auditoría tributaria en las organizaciones sean pequeñas, medianas o grandes, en tiempos en que la administración tributaria nacional (Seniat) y la municipal han intensificado las fiscalizaciones y a fondo, violando principios constitucionales tributarios como el debido proceso y derecho a la defensa, se ha incrementado la unidad tributaria a 17 bolívares, lo que implica un aumento en las multas y sanciones pecuniarias que en muchos casos descapitalizan a las empresas al momento de un reparo fiscal, nuestra sugerencia es que tome previsiones y efectúe de manera inmediata en su empresa una auditoría tributaria.

Esto le dará seguridad de que están cumpliendo las obligaciones tributarias establecidas en el marco jurídico vigente, como el Código Orgánico Tributario, la Ley Impuesto sobre la Renta, la Ley Impuesto al Valor Agregado, entre otras.

*Raúl Gil Arias es contador público y abogado tributario

Te podría interesar también