Gobierno de Venezuela acusa a periodistas extranjeros de ingresar sin permiso

AFP

Gobierno de Venezuela acusa a periodistas extranjeros de ingresar sin permiso

El gobierno de Venezuela acusó este miércoles a periodistas extranjeros de ingresar al país de manera «irregular», tras la detención de dos periodistas franceses y dos chilenos, estos dos últimos deportados.

«Algunos periodistas extranjeros han ingresado al país de forma irregular sin cumplir previamente con la respectiva solicitud del permiso de trabajo en nuestros Consulados. Varios han tratado de acceder al Palacio Presidencial sin acreditación», indicó el canciller venezolano, Jorge Arreaza, en Twitter.

Sin mencionar expresamente los casos de detenciones, el funcionario subrayó que en Venezuela, «como en cualquier país del mundo, los periodistas no pueden autoasignarse una acreditación».

Por tanto, Arreaza llamó a medios y agencias internacionales a «realizar los trámites indispensables en los Consulados, previo a su viaje al país» para «evitar inconvenientes».

Los franceses Pierre Caillé y Baptiste des Monstiers, reporteros de Quotidien -un popular programa de la televisora TMC-, fueron interceptados el martes al mediodía cuando grababan imágenes en los alrededores del palacio presidencial de Miraflores, confirmaron fuentes diplomáticas a la AFP. Este miércoles seguían detenidos.

El martes en la noche también fueron detenidos en las cercanías de Miraflores dos reporteros del canal público chileno TVN, Rodrigo Pérez y Gonzalo Barahona.

El gobierno de Maduro ordenó la deportación de Pérez y Barahona tras «inexplicables 14 horas de detención», informó el canciller chileno, Roberto Ampuero.

La ONG Espacio Público indicó que en 2018 al menos ocho periodistas extranjeros fueron detenidos o expulsados del país; mientras que en 2017 diez corresponsales fueron detenidos mientras realizaban coberturas.

En la peor crisis económica de su historia moderna, con una inflación proyectada por el FMI en 10.000.000% para 2019 y escasez de alimentos y medicinas, y convulsionada por la crispación política, Venezuela suscita interés permanente de la prensa extranjera.

Te podría interesar también