El multimillonario y filántropo estadounidense Bill Gates pidió hoy más inversores para luchar contra las enfermedades tropicales desatendidas en el mundo, de manera que en 2030 se pueda dar tratamiento al 90 % de las personas que lo necesitan.

“Necesitamos un abanico más amplio y profundo de inversores para continuar proporcionando soluciones innovadoras de medicamentos contra las Enfermedades Tropicales Desatendidas (NTDs, en inglés)” señaló Gates.

“Sé que es posible”, añadió el estadounidense en una conferencia de la Organización Mundial de la Salud (OMS) acerca de la posibilidad de controlar y erradicar estas enfermedades y en alusión a las donaciones que ya se han anunciado por 812 millones de dólares en torno a las jornadas que se celebran en Ginebra sobre las NTDs.

NTDs en cifras

En 2012, la OMS, donantes privados, fundaciones benéficas y 13 compañías farmacéuticas se comprometieron en Londres a hacer todo lo posible para controlar, eliminar y erradicar para 2020 diez de las 18 NTDs, que afectan a unos 1.500 millones de personas en el mundo.

Las farmacéuticas han donado en los últimos cinco años 7.000 millones de tratamientos y aspiran a duplicar esta cifra hasta 14.000 millones en 2020.

El secretario de Estado británico para el Desarrollo Internacional, Michael Walton Bates, indicó que en 2015 casi 1.000 millones de personas recibieron tratamientos contra al menos una de las NTDs, lo que es un “logro sin precedentes”.

España es el país fuera de la zona endémica que más pacientes diagnostica y trata, y en la región de Murcia se han diagnosticado más de 2.000 casos de Chagas en los diez años de funcionamiento de la Unidad de Medicina Tropical.

Éxito de tratamientos en el ámbito mundial

Gates destacó que la lucha contra la dracunculiasis (enfermedad del gusano de Guinea) es un “gran éxito”, y aunque no ha sido erradicada aún, “estamos en cifras muy bajas”.

En el caso de la oncocercosis (ceguera de los ríos), en Ghana han pasado años sin afecciones en los riñones y en los últimos años Guatemala, México, Colombia y Ecuador han sido declarados libres de la enfermedad, indicó.

En la lucha contra la filariasis linfática (conocida también la elefantiasis), Gates dijo que “hemos hecho un trabajo muy bueno a la hora de reducir las áreas de riesgo”.

El esfuerzo global contra la tripanosomiasis africana humana, también llamada enfermedad del sueño, ha permitido a su vez pasar de un tratamiento de punción a medicamentos orales, señaló.

Comentarios