La piña es considerada como una de las frutas tropicales más apetecidas en todo el mundo. Su sabor dulce y refrescante la hace adecuada para toda la familia y para incluir en muchas recetas; además, la piña es una fuente rica de antioxidantes y nutrientes esenciales que mejoran la salud.

Nuestro cuerpo acumula una gran cantidad de toxinas y desechos como consecuencia de la mala alimentación, la contaminación o el uso de productos químicos, entre otros. La piña tiene cualidades diuréticas y desintoxicantes que impulsan la eliminación de todas esas sustancia que pueden afectar la salud si no son expulsadas adecuadamente, destaca el sitio mejorconsalud.com.

¿Cuáles son los beneficios de la piña?

Además de ser una fruta diurética y desintoxicante, la piña se caracteriza por sus contenidos de vitaminas C, B1, B6, ácido fólico y minerales como el sodio, potasio, calcio, magnesio, manganeso y hierro. Gran parte de la composición de la piña es agua y también tiene una cantidad importante de fibra. Esto, sumado a que es muy baja en calorías, hace que sea una fruta ideal para la dieta.

La mayor parte de los beneficios de la piña se debe a la presencia de una enzima llamada bromelina. Esta enzima mejora la digestión y tiene la capacidad de destruir los parásitos intestinales.

¿Por qué es tan buena la bromelina?

La bromelina de la piña tiene propiedades antiinflamatorias, antitrombóticas, antiedematosas y fibrinolíticas. De hecho, la acción antiinflamatoria de la piña podría ser útil en el tratamiento de las enfermedades que conllevan inflamación como sinusitis aguda, dolor de garganta, artritis o gota.

Esta enzima presente en la piña también actúa como un anticoagulante natural, además de provocar cambios beneficiosos en los glóbulos blancos de la sangre.

 En recientes investigaciones se determinó que la bromelina y los antioxidantes de la piña podrían ser anticancerígenos.

Beneficios antioxidantes

La piña es una fuente rica en antioxidantes como la vitamina C, yodo, magnesio, fósforo y calcio que, además de reforzar las defensas, también tienen una acción positiva en la tiroides y las células nerviosas.

Sus altos contenidos en vitamina C la hacen poderosa para combatir los radicales libres presentes en el organismo. Los radicales libres pueden desencadenar diferentes enfermedades como es el caso de la ateroesclerosis, enfermedades cardíacas, diabetes, e incluso algunos tipos de cánceres.

Comentarios