Pirelli vendió sus operaciones al consorcio Sommers International, una entidad registrada en las Islas Vírgenes Británicas y que aparece como propiedad del empresario paraguayo-venezolano Carlos Gill Ramírez, presidente de la Junta Directiva de Corimon y propietario de la planta de cauchos Bridgestone-Firestone en Valencia, reseñó el portal Producto.com.ve,

La accionista mayoritaria de la empresa de origen italiano, China National Chemical Corporation (ChemChina), venía evaluando las operaciones en Venezuela, en función de que los malos resultados locales no tuvieran ninguna incidencia en el balance general.

“La razón oficial de la salida es que Pirelli no puede sostener los nuevos gastos de nómina ocasionados por el incremento del salario mínimo ordenado por el presidente Nicolás Maduro (…) El precio pagado por Sommers International no fue develado”, indicó Producto.com.ve.

De acuerdo con el portal The International Consortium of Investigative Journalism, red global de periodistas de investigación en 65 países que develó los Panama Papers, Sommers International Limited fue registrada en las Islas Vírgenes en 2010, con sede en las Islas Caimán.

Carlos Gill Ramírez aparece como presidente y director entre el 1 de marzo de 2013 y el 15 de noviembre de 2015, mientras que Omar Enrique Pacheco Pernía sigue listado como director y también es primer vicepresidente de Corimon.

El comunicado emitido por Pirelli indica que la negociación se hizo con “un grupo de compradores de América del Sur”, pero Sommers tiene el rol de “comprador”. Por consiguiente, Pirelli se fusionaría con Bridgestone y, según algunas fuentes del sector, esta empresa tendría cerca de 70% del mercado de neumáticos en Venezuela.

-¿Quién es Carlos Gill Ramírez?

Odontólogo de profesión y empresario de gran historial en Venezuela. El perfil realizado en el periódico Tal Cual sobre Carlos Gill Ramírez señala que “en Venezuela es propietario, además de Corimon, de la productora de pinturas Montana, y tuvo un próspera relación con el mundo del automóvil tras ser por varios años el representante exclusivo de Mercedes-Benz para Venezuela, hasta que a principios de la década pasada la alemana decidió salir del país. También es propietario de la cadena Wendy’s Venezuela”.

Asimismo, dice que Gill Ramírez estuvo ligado al sector bancario y de los seguros “a través de su participación en los bancos Capital, Bancentro, Canarias y Banorte, entidad que vendió a José Zambrano meses antes de que este fuera intervenido (y desaparecido) por el gobierno”.

Además, ha cosechado algunos éxitos en el mundo automotriz, financiero, hotelero, salud y comercial.

 

 

Comentarios

© Banca y Negocios 2018 | Todos los Derechos Reservados | Ninguna parte de esta página ni las publicaciones que contiene podrá ser reproducida sin autorización