Escasez de efectivo se suma al caos por apagón en Venezuela

Banca y Negocios @bancaynegocios

Escasez de efectivo se suma al caos por apagón en Venezuela

La escasez de efectivo se suma al caos que ocasiona en Venezuela un apagón que dejó a casi la totalidad del país sin servicio eléctrico desde el jueves en la tarde y que en la noche del domingo aún no se ha solventado por completo.

Algunos sectores de la capital tuvieron por horas electricidad durante el fin de semana en el día, tiempo que aprovecharon los caraqueños para tratar de adquirir algunos alimentos. Lentitud en puntos de venta o falta de internet, hicieron que el efectivo fuera el medio de pago exigido por comerciantes.

Sin embargo, a casi siete meses de la reconversión monetaria, los billetes disponibles no alcanzan para cancelar ni las compras más básicas.

“Tienes plata en el banco, puedes tener toda la plata que quieras, pero no la puedes usar”, dice a Banca y Negocios, Wiliam Prada, quien salió el domingo en la mañana a tratar de comprar alimentos en el centro de Caracas y no pudo pagar por falta de efectivo.

De acuerdo con datos del Banco Central de Venezuela (BCV), la proporción de dinero en efectivo sobre el total en circulación (liquidez) era de 5,6% en la semana culminada el 22 de febrero (último dato disponible). Es la cifra más baja desde el 28 de septiembre, cuando los nuevos billetes tenían poco más de un mes en las manos de los venezolanos.

“Tengo Bs 4.000 en efectivo de la pensión, que no quiero gastar por si hay una emergencia”, afirma Fortunato Aular, quien dijo a Banca y Negocios que no pudo comprar en la mañana del sábado porque cuando llegó al mercado (en el oeste de Caracas) ya no había electricidad.

La agencia de noticias AFP reporta que los comerciantes del mercado de Chacao (este de Caracas) solo venden para pago en dólares o en efectivo, una manera también de protegerse de que su dinero quede atrapado en los bancos ante el apagón.

Las limitaciones al retiro de efectivo en los bancos retornaron luego de una breve flexibilización en septiembre y octubre. Al no tener suficiente provisión de parte del BCV, las agencias bancarias han limitado a Bs 1.000 el retiro de efectivo por taquilla y a Bs 500 por cajeros automáticos, por lo que los ciudadanos deben hacer visitas prácticamente a diario para colectar el dinero para pagos tan básicos como pasaje.

A esto se suma la hiperinflación que ha destruido el valor del bolívar, al punto de que para comprar medio cartón de huevos (15 unidades) en efectivo un venezolano tendría que ir cinco días seguidos a las taquillas de su banco o 10 días al cajero automático.

Mientras tanto, el BCV sigue poniendo en circulación billetes de baja denominación como el de Bs 2 o Bs 5, que ya no son aceptados por comerciantes (formales e informales) ni transportistas.

En enero, de acuerdo con datos del organismo emisor, el billete de Bs 2 repite como la denominación con mayor cantidad de unidades en circulación al sumar 179,3 millones, después de añadir 110,8 millones en diciembre, mes al que totalizó 676,6 millones.

Te podría interesar también