Las finanzas personales y familiares en Venezuela están pasando por un momento muy duro.

Ahora más que nunca se hace necesario poner orden en las finanzas, hacer un plan para pagar deudas y buscar aliviar el fuerte stress financiero por el que están pasando la mayoría de los hogares venezolanos.

Recuerde que para tener unas finanzas verdaderamente sanas siempre debe quedar algo para el ahorro o las inversiones.

La situación económica actual del país, le exige dar un giro al manejo de sus finanzas. Nada es imposible si hay un propósito en firme y recuerde que su bienestar personal y familiar bien lo merece.

Es momento de hacer uso de las mejores herramientas para el buen manejo de las finanzas personales. Sea disciplinado en el manejo de sus gastos y haga su fondo de emergencias. Nunca se debe olvidar que el que siembra cosecha y que si se puede ir cambiando la situación financiera personal actual.

Para empezar, revise su plan financiero actual y realice los ajustes necesarios. Seguro que valdrá la pena.

Pasos concretos

Hay que poner manos a la obra: Empiece por anotar sus ingresos y gastos por quincena, ya que lapsos más cortos son más fáciles de controlar. Ajústese a su plan y poco a poco vaya saliendo de las deudas.

Al momento de pagar lo que debe, elija primero las cuentas más costosas, buscando, por ejemplo, disminuir en lo posible el saldo de las tarjetas de crédito, que presentan la mayor tasa entre los tipos de financiamiento que ofrece la banca. Sin embargo, no hay que olvidar que hoy en día la tarjeta de crédito es un instrumento financiero insustituible, que le permite agregar valor siempre y cuando sirva para financiar bienes de capital (como una computadora o un equipo profesional) o actividades que le beneficien en lo personal, programas educativos y de formación.

En la medida que vaya saldando deudas, sus finanzas personales y familiares empezarán a generar un respiro que le permitirá ir generando caja para ahorrar y/o invertir, además de terminar las quincenas con mayor comodidad.

Adelante las compras que pueda, considerando que la inflación sigue su marcha y es absolutamente seguro que los precios seguirán subiendo en el futuro cercano. Esto también le facilitará disponer de recursos para amortizar compromisos, invertir o ahorrar.

Hoy los gastos fijos al igual que los servicios se han incrementado (la inflación está saboteando los planes financieros).

Por ello, hay que cambiar muchos de los hábitos causantes de nuestra mala situación personal, atribuibles en un alto porcentaje a una gestión financiera equivocada y desenfocada, considerando la complejidad de la situación económica actual. Cualquier sacrificio inicial ha de tener sus beneficios en pocos meses, e inclusive, muchos de los recortes que ha de realizar en gastos superfluos luego verá que no le harán ninguna falta.

A la hora de consumir, cuando salga a algún centro comercial o abastos o supermercados, no gaste a menos que sea algo que ya tenía anotado en su lista de inaplazables. Esto no significa que usted tendrá que privarse de comprar, comer o viajar; solamente que ahora lo hará con orden y siempre ajustándose a su plan inicial.

Cuando vea que algún mes gasto más de lo debido, revise el por qué y busque bajar un poco ese gasto.

Revise siempre sus tarjetas de crédito, las cuales usa para cargar algunos servicios que han subido de precios. No es momento de regalar dinero.

Comentarios
ETIQUETASFinanzas