El petróleo subió el martes, con el Brent en su precio más alto en casi cuatro años, ante la reticencia de la Opep de aumentar la producción para compensar la pérdida de la oferta iraní.

En Londres el barril de Brent del mar del Norte para entrega en noviembre subió 67 centavos a 81,87 dólares; un precio inédito desde noviembre de 2014.

En Nueva York el barril de “light sweet crude” (WTI), también para noviembre, ganó 20 centavos a 72,08 dólares.

Analistas dijeron que en el mercado sigue pesando la intención de la Opep y otros 10 grandes productores, de mantener el actual sistema de cuotas y no elevarlos pese a que desde noviembre Estados Unidos se propone bloquear las exportaciones de crudo iraní.

Por lo pronto la Unión Europea, que no comparte las sanciones de Estados Unidos a Irán, anunció el lunes un mecanismo para preservar los negocios petroleros con Irán cuando entren a regir las sanciones de Washington.

En la tribuna de la Asamblea General de la ONU, Trump volvió quejarse por el precio del petróleo al que considera elevado. Poco después le salió al cruce el presidente de Francia, Emmanuel Macron. “Sería bueno para el precio del petróleo que Irán pudiese venderlo. Sería bueno para la paz y bueno para el precio mundial del petróleo”, dijo Macron en una conferencia de prensa en Nueva York.

Comentarios

© Banca y Negocios 2018 | Todos los Derechos Reservados | Ninguna parte de esta página ni las publicaciones que contiene podrá ser reproducida sin autorización