El oro bajó a 1.500 dólares la onza tras marcar máximos desde abril de 2013

// EFE

El oro bajó a 1.500 dólares la onza tras marcar máximos desde abril de 2013


La cotización de la onza de oro «troy» bajaba a 1.500 dólares esta tarde después de que Estados Unidos decidiera postergar la aplicación de aranceles a algunos productos chinos y de que alcanzara al mediodía el precio más elevado desde mediados de abril de 2013 en 1.534,42 dólares, según datos del mercado.

El analista de XTB Jorge López ha explicado que la guerra comercial que mantienen Estados Unidos y China está incrementando «el apetito inversor por esta materia prima preciosa», a lo que hay que sumarle «las señales de debilitamiento que se están produciendo en la economía global».

Así, después de que Estados Unidos anunciara esta tarde que no aplicará el arancel del 10 % que tenía previsto cargar a partir de septiembre a algunos productos chinos, especialmente a mercancías electrónicas, como teléfonos móviles u ordenadores, el precio del oro descendió rápidamente, hasta el mínimo de la sesión en 1.484,52 dólares (ayer cerró en 1.511,16 dólares).

Sin embargo, el precio del oro, que este año se ha revalorizado cerca del 20 %, ya que terminó 2018 en 1.283,24 dólares la onza, está siendo presionado al alza por un constante crecimiento de la demanda y por «la caída de producción dentro de países como Sudáfrica, Perú o China», lo que en opinión de López «provoca una solidez alcista mucho mayor dentro de esta materia prima».

A estos factores que influyen en la cotización del oro, el experto ha añadido que «las grandes potencias mundiales se están lanzando a acumular grandes cantidades de oro, con grandes adquisiciones por parte de los principales bancos centrales. Aquí China también tiene una importancia, ya que su apuesta es cada vez más fuerte para reducir la dependencia del dólar».

«La bajada de tipos por parte de la Reserva Federal ocasiona una depreciación del dólar, pero provoca la acción contraria dentro del oro, factor por el que también se ve favorecido el precio del metal dorado», ha añadido López.

El gestor de la firma de fondos de inversión Ethenea Michael Blümke ha aventurado que el precio del oro, tras alcanzar su máximo en los seis últimos años, se situará próximamente entre 1.550 – 1.600 dólares/onza, aunque para ello, el rendimiento de los bonos estadounidenses deberá seguir bajando y afluyendo dinero hacia los fondos cotizados de oro, mientras el dólar se mantiene estable.

Te podría interesar también