El banco británico RBS perdió 2.800 millones de euros hasta septiembre

// EFE


El banco británico seminacionalizado Royal Bank of Scotland (RBS) anunció hoy pérdidas de 2.514 millones de libras (2.800 millones de euros) en los primeros nueve meses del año, por costes de reestructuración y de litigios derivados de infracciones cometidas en el pasado.

Estas pérdidas contrastan con unos beneficios de 761 millones de libras (844 millones de euros, al cambio de hoy) obtenidos en el mismo periodo de 2015, según el informe enviado a la Bolsa de Londres.

La entidad, propiedad del Estado en un 73 %, perdió 469 millones de libras (520 millones de euros) en el tercer trimestre, comparado con 940 millones de libras (1.000 millones de euros) de ganancias en el mismo periodo del año anterior, cuando se benefició de la venta de su banco estadounidense Citizens Bank.

RBS también reveló que no podrá cumplir el plazo previsto -finales de 2017- para la venta de las sucursales de su filial Williams & Glyn, un requisito de la Unión Europea ligado al rescate que recibió tras la crisis crediticia de 2008 por un valor de 45.000 millones de libras (50.000 millones de euros).

El banco británico indicó que ya está en contacto con el Tesoro británico y prevé estarlo con la Comisión Europea para renegociar estas condiciones.

«Ya habíamos advertido de que 2015 y 2016 serían movidos, dado que estamos trabajando para solucionar problemas adquiridos en el pasado y transformar el banco para nuestros clientes», afirmó el consejero delegado de RBS, Ross McEwan.

Las acciones de la entidad subían un 0,31 % esta mañana en la Bolsa de Londres, hasta 197 peniques.

Te podría interesar también