EEUU será el principal destino para exportadores en 2019

Texto: EFE / Foto: Pixabay

EEUU será el principal destino para exportadores en 2019

Estados Unidos (EEUU) estará a la cabeza de los destinos para exportadores en 2019 con más de 193.000 millones de dólares (170.150 millones de euros) de demanda adicional de importaciones, seguido de China con más de 161.000 millones de dólares (141.950 millones de euros), según la aseguradora de crédito Solunion.

Tras EEUU y China se situarán Alemania con una demanda adicional de importaciones de más de 67.000 millones de dólares (59.030 millones de euros), India con 58.000 millones de dólares (51.100 millones de euros) y Japón con 48.000 millones de dólares (42.290 millones de euros).

En cuanto a los países que más exportarán, China será líder con 146.000 millones de dólares adicionales en 2019 (128.635 millones de euros), seguida de EEUU con 134.000 millones de dólares más (118.060 millones de euros), India con 71.000 millones de dólares más (61.550 millones de euros) y Alemania con 64.000 millones de dólares más (56.390 millones de euros).

En su informe, Solunion asegura que no se espera una guerra comercial en 2019 entre EEUU y China por un «esperado» enfoque más constructivo del comercio estadounidense, porque la respuesta de China no está terminando con el comercio mundial y por las reformas facilitadoras del comercio y los nuevos acuerdos de libre comercio.

El crecimiento del comercio en 2019 será de 3,6% frente al 3,8% de 2018, en línea con la desaceleración del crecimiento mundial.

Asimismo, el informe señala que las empresas tendrán que prepararse el año que viene para un aumento del coste del comercio, debido a que las condiciones monetarias y financieras se están endureciendo en dólares, al tiempo que aumentan los riesgos monetarios, políticos y de impago.

Además, el riesgo de interrupciones en las cadenas de suministro aumentará debido a amenazas como las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China o el «brexit», lo que ha hecho que las empresas comiencen a debatir sobre rutas comerciales seguras y apuesten por ejes comerciales neutrales.

También podrían aumentar los aranceles, las intervenciones gubernamentales contra las adquisiciones extranjeras y otras formas de proteccionismo, mientras que los riesgos de confiscación y expropiación de activos podrían ser una segunda fase de este proteccionismo.

Te podría interesar también