EEUU descarta una intervención militar inminente en Venezuela

EFE

EEUU descarta una intervención militar inminente en Venezuela

John Bolton, el asesor de seguridad nacional del presidente estadounidense, Donald Trump, descartó este viernes que Estados Unidos, Brasil o Colombia estén planeando una intervención militar inminente en Venezuela, al asegurar que desea una «transición pacífica».

Durante una entrevista con el programa de radio conservador de Hugh Hewitt, Bolton respondió «no» a la pregunta de si dicha intervención es inminente por parte de EEUU, Brasil, Colombia o una combinación de esos países, aunque recordó que Trump mantiene «todas las opciones sobre la mesa» ante la crisis en Venezuela.

Bolton advirtió a Maduro que si no abandona pronto el poder puede acabar en «Guantánamo» (Cuba), donde EEUU tiene una prisión para sospechosos de terrorismo.

«Ayer tuiteé que le deseo un retiro largo y tranquilo en una bonita playa lejos de Venezuela. Y cuanto antes aproveche esa oportunidad, más probable será que pueda tener un retiro agradable y tranquilo en una playa bonita en lugar de estar en otra zona playera como la de Guantánamo», dijo Bolton en una entrevista de radio.

Guaidó: «Espero que nunca ocurra»

El juramentado presidente interino de Venezuela, el opositor Juan Guaidó, expresó este viernes su esperanza de que  la crisis de su país se resuelva sin una intervención armada exterior, en declaraciones al diario Clarín de Argentina.

Al ser consultado por escrito sobre si estaría de acuerdo con una acción militar que provenga de uno o más países, respondió: «Con absoluta sinceridad le digo que espero que eso nunca ocurra. Nuestra lucha democrática y apegada a la Constitución es muy difícil, pero la hemos dado en ese terreno porque creemos en ella y porque precisamente queremos evitar un desenlace violento».

Dirigentes chavistas fieles al presidente Nicolás Maduro han señalado que Estados Unidos intenta justificar una acción militar en Venezuela, aunque el gobierno de Donald Trump ha precisado que «hay muchas opciones» para lograr una salida pacífica a la crisis.

«No dejo de repetir nuestra hoja de ruta: fin de la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres», afirmó el proclamado mandatario a la página web del periódico argentino.

Ante una consulta sobre los aliados de Maduro, Guaidó dijo que «si hay gobiernos en el mundo que son testigos directos de la corrupción generalizada y del despilfarro ocurrido en Venezuela en los últimos 20 años, son los de China y Rusia».

«La determinación del gobierno de transición que estamos conformando es la de honrar todos los compromisos que legalmente haya adquirido la República, es decir, aquellos válidamente aprobados por la Asamblea Nacional. Y respetaremos las inversiones legítimas realizadas por las empresas de esos países», señaló.

Al ser preguntado sobre su postura frente a las fuerzas armadas, apuntó: «Nuestro mensaje a nuestros militares, altos mandos y demás oficiales, es muy claro: no queremos que apoyen a un partido político o a un bando».

«Tampoco que se dividan, enfrenten, o den un golpe de estado», agregó. «Los exhortamos sí a cumplir y hacer cumplir la Constitución. Su lealtad no es para con un individuo sino con la nación que les ha confiado las armas para defenderla», indicó.

Acerca de si cree que Maduro cuenta en Venezuela con grupo de mercenarios que llegaron desde Rusia, contestó que «para el gobierno de la Federación de Rusia, intentar sostener a Nicolás Maduro es un sin sentido. Un gasto inútil. Espero que esa especie a la que hace referencia no sea cierta».

Este viernes en Caracas Guaidó definirá sus planes de ingreso de ayuda humanitaria al país, mientras se prepara para liderar el sábado una marcha en respaldo al ultimátum europeo dado al mandatario Nicolás Maduro para que convoque «elecciones libres».

La tensión sube con cada llamado a marchar, pues disturbios desde el 21 de enero dejaron unos 40 muertos y más de 850 detenidos, según la ONU, mientras en 2014 y 2017 dos oleadas de protestas se saldaron con unos 200 muertos.

Guaidó se juramentó luego de que el Congreso declarara a Maduro «usurpador» tras asumir un segundo mandato que considera ilegítimo, al igual que gran parte de la comunidad internacional, por ser resultado de comicios «fraudulentos».

Te podría interesar también