Los contratistas estadounidenses que hacen negocios con Petróleos de Venezuela no pueden cobrar las deudas con más de 90 días de antigüedad sin una “licencia específica” especial, dijo ayer el Departamento del Tesoro de Estados Unidos en su sitio web, una restricción en el marco de las sanciones financieras aplicadas en agosto.

En la sección preguntas frecuentes sobre las sanciones se señala que recibir pagos fuera del lapso de 90 días en el caso de Pdvsa y de 30 días en el caso de la República se considera un financiamiento, lo cual está prohibido por las sanciones.

“Básicamente hace que sea más difícil para personas de Estados Unidos realizar operaciones comerciales ordinarias con PDVSA”, dijo un abogado de la industria petrolera a Redd Latam. “Las operaciones ordinarias no pueden tener plazos de pago de más de 90 días, ya que eso se considera financiamiento, lo que está prohibido. Pero las preguntas frecuentes aclaran que si el pago no se realiza antes de la fecha límite, que es muy común, hay que solicitar una licencia especial para aceptarlo. En la práctica, ninguna compañía estadounidense sin una licencia general va a contratar con empresas conjuntas ni con Pdvsa”.

La aclaratoria parece estar motivada más por las preocupaciones de las compañías estadounidenses que por consideraciones políticas, dijo otro abogado. En particular, una compañía estadounidense puede haberse puesto nerviosa por cobrar deudas vencidas y haber ido a la OFAC para obtener una licencia especial. “Esto fue emitido para ayudar a alguien”, aseguró.

Los mayores contratistas estadounidenses de Pdvsa, las compañías de servicios Schlumberger y Halliburton, lanzaron a pérdidas unos $1.120 millones en el último trimestre de 2017, principalmente por retrasos en los pagos.

Estados Unidos está evaluando prohibir la compra y venta de petróleo venezolano, sanciones que los especialistas ven como potencialmente más dañinas para el país sumergido en una grave crisis económica.

 

Comentarios