DatinCorp: se cierra competencia por la legitimidad entre Maduro y Guaidó

// Armando J. Pernía / Foto: AFP

DatinCorp: se cierra competencia por la legitimidad entre Maduro y Guaidó



El más reciente estudio de Cohesión Política producido por la encuestadora DatinCorp revela que el nivel de reconocimiento de Nicolás Maduro como presidente legítimo pasó de 34% a 41% entre febrero y principios de mayo, mientras que el de Juan Guaidó cayó de 49% a 40% en el mismo período; sin embargo, 78% de los entrevistados evaluó como negativa la gestión madurista.

El sondeo sobre las percepciones políticas de los venezolanos tiene como fecha de referencia el pasado 12 de mayo. El estudio tiene una cobertura nacional, con un total de 1.200 entrevistas presenciales realizadas en función del número de habitantes de las diferentes regiones del país. La muestra incluyó solo a electores registrados distribuidos proporcionalmente por edad, género y estrato socio económico. La encuesta tiene un nivel de confianza de 95%.

En el estudio de DatinCorp hay elementos que se mantienen como constantes, si se miran otras encuestas, como, por ejemplo, la atribución mayoritaria de la responsabilidad de la crisis a la gestión de Nicolás Maduro. En este caso, 49% de los encuestados culpó al mandatario chavista por la situación, y 26% repartió las culpas entre Maduro y la «guerra económica». Solo 16% cree que el país es víctima de algún complot contra su economía.

El 55% de los encuestados estableció como requisito previo para que se terminen las circunstancias críticas un cambio de gobierno, mientras que 40% abogó por algún tipo de acuerdo entre el gobierno y la oposición, aunque no signifique un cambio inmediato de timonel.

– El liderazgo –

En general, esta encuesta de Cohesión Política de DatinCorp revela elevados niveles de desconfianza en el liderazgo político, de manera que 70% de los entrevistados cree indispensable una renovación del liderazgo en el Psuv, mientras que 73% cree exactamente los mismo en el liderazgo opositor.

En un eventual proceso electoral, Nicolás Maduro partiría con una intención de voto de 14% en mayo, un punto menos que en febrero. Juan Guaidó tendría un 35%, una caída importante desde el 41% de febrero, pero se mantiene como el dirigente mayoritario.

Leopoldo López aparece con una intención de voto de 11%, cuatro puntos porcentuales por encima de su indicador de febrero. La otra dirigente opositora que destaca es María Corina Machado que baja de 6% a 4% entre febrero y mayo. En la cola de la oposición están Henri Falcón (2%) y Henrique Capriles Radonsky (1%).

En el chavismo, la situación es grave, pues los dos dirigentes que aparecen junto con Maduro, Diosdado Cabello y el gobernador mirandino, Héctor Rodríguez, no se mueven de 1% de intención de voto.

En cuanto a preferencias partidistas, es evidente que el Psuv está pagando las consecuencias políticas de la crisis, con un nivel de preferencia de 17% en mayo, un punto porcentual menos que en febrero. En conjunto, la oposición es mayoría, pero atomizada. La principal fuerza de este sector, según el sondeo de DatinCorp, es Voluntad Popular -el partido de López y Guaidó- con una preferencia de 12% en mayo, cinco puntos porcentuales más que en febrero.

AD y PJ comparten un 7% de aceptación, pero la definición de independiente es abiertamente mayoritaria, con un 47% en mayo, un incremento importante desde el 41% en febrero.

Sin embargo, cuando la encuesta mide las preferencias por bloques políticos, la oposición sube sostenidamente para ubicarse en 40% de preferencia, con un aumento de 10 puntos porcentuales en un año. El detalle es que el porcentaje de encuestados que se define como no alineado es también 40%.

El chavismo, como definición política, queda relegado a un 18%, un porcentaje que no por minoritario deja de ser sorprendente, ante la magnitud de la crisis nacional.

– La lectura rápida –

Los datos que muestra la encuesta de DatinCorp, en esencia, evidencian que el cuadro político se mantiene, aún cuando la administración de Nicolás Maduro parece reforzar su percepción de fortaleza.

Los números indican, por ejemplo, que una renuncia de Maduro es imposible para 43% de los encuestados frente al 38% que la cree posible; 44% descarta una rebelión civil para conseguir un cambio, mientras que 37% dice que es posible; y 46% no cree posible un golpe militar, al tiempo que 40% sí lo cree.

Hay solo dos desenlaces que los encuestados creen posibles: una intervención militar extranjera (44%) y negociaciones gobierno-oposición (46%).

Ante la pregunta de si Maduro podría seguir gobernando en los próximos 30 días, la respuesta es sí para 52% de los encuestados y no para 30%. Aquí hay un cambio claro de expectativas, pues la continuidad de Maduro era esperada por 30% en febrero.

La encuesta de DatinCorp deja claro que el tiempo, como factor político, está penalizando más a la oposición liderada por Guaidó. Aún cuando los números del presidente de la Asamblea Nacional en marzo y abril eran demasiado buenos como para mantenerse, a menos que «cesara la usurpación y comenzara la transición» rápidamente, su pérdida de popularidad y confianza es clara, pese a que se mantiene como el líder mayoritario.

Te podría interesar también