Chile recortó proyecciones de precio del cobre para 2019 y 2020

// EFE

Chile recortó proyecciones de precio del cobre para 2019 y 2020


La Comisión Chilena del Cobre (Cochilco), ajustó este jueves a la baja sus proyecciones de precios del cobre para este año y el próximo, debido a la persistencia de las tensiones económicas y políticas internacionales.

Para el año en curso, el ente estatal dejó en 2,81 dólares por libra su pronóstico de precio promedio del principal producto chileno, desde un valor de 3,05 dólares previsto en abril pasado.

Asimismo, recortó su previsión para el 2020 desde 3,08 dólares establecidos en abril a 2,90 dólares.

Chile es el principal productor mundial de cobre, con unos seis millones de tonelada anuales y sus exportaciones representan el 50 % de las ventas al exterior.

Cada centavo de dólar en el precio promedio anual del metal supone unos 60 millones de dólares para el fisco por concepto de impuestos y alrededor de 100 millones en términos de balanza de pagos.

El ajuste a la baja de las proyecciones para este año y el próximo obedecen «a que continúan las tensiones macroeconómicas y geopolíticas globales, que han deteriorado las expectativas de crecimiento mundial», precisó Cochilco.

A dichos factores se suma el hecho de que China, el principal destino del cobre chileno, afronta un ciclo de desaceleración económica que ha hecho caer la demanda del metal en el corto plazo.

Los datos están contenidos en el Informe de Tendencias del mercado internacional del cobre correspondiente al segundo trimestre de este año, que fue presentado por Jorge Cantallopts, director de Estudios y Políticas Públicas de Cochilco, que incluye proyecciones sobre precio del cobre, demanda y oferta para 2019 y 2020.

Según Cantallopts, los factores antedichos han elevado la aversión al riesgo de los inversores en materias primas, que han ignorado los aspectos fundamentales del mercado que anticipan un déficit de cobre para este año.

Añadió que si bien se avizora un leve repunte para el segundo semestre, asociado a bajas en las tasas se interés en los países desarrollado y un aumento de la demanda en países asiáticos, ello «no lograría modificar significativamente el precio promedio anual acumulado a la fecha».

Remarcó que la demanda de cobre de China ha bajado más de lo previsto y que la producción mundial de cobre refinado también ha retrocedido, manteniendo relativamente inalterado el déficit mundial para 2019 que llegaría a unas 197.000 toneladas, y a 77.000 toneladas en 2020, equivalentes al 0,8 % y al 0,3 % del consumo global en cada año, respectivamente.

Sobre las perspectivas de producción de cobre para este año, el ejecutivo dijo que se prevé que llegue a unos 20,85 millones de toneladas, un 0,4 % menos que en 2018, por una menor producción en Indonesia, China y Chile, principalmente.

Para el 2020 se espera un aumento de la producción del 1,5 %, explicado por una recuperación de la producción en Chile y Zambia.

En Chile, la producción de cobre sería este año similar a la del 2018, en torno a 5,8 millones de toneladas, mientras para el 2020 se prevé un volumen ligeramente superior a los seis millones de toneladas.

En cuanto a la demanda mundial, Jorge Cantallopts dijo que en 2019 se espera que llegue a 23,90 millones de toneladas, un 0,9 % más que en 2018, pero un punto porcentual menos que lo proyectado en el balance anterior.

Sobre la demanda mundial, se espera que alcance en 2019 a 23,98 millones de toneladas, que suponen un 0,9 % más que en 2018, pero también un punto menos que lo esperado en el informe previo.

Te podría interesar también