César Aristimuño ofreció conferencia para estudiantes en la Unimet

// Banca y Negocios @bancaynegocios



El economista César Aristimuño impartió este miércoles una conferencia para estudiantes de la Universidad Metropolitana (Unimet) organizado por el Club Macro de la Escuela de Economía de esa casa de estudios.

El director de Aristimuño Herrera & Asociados, presentó sus apreciaciones sobre la actualidad económica de Venezuela y las perspectivas de la firma para este año.

Detalló que la aceleración de los precios en Venezuela se encuentra en la fase tres, de «explosión de la hiperinflación», donde se ve un colapso en la demanda de dinero y se prevé una eventual sustitución de la moneda en curso; la capacidad de recaudación por vía inflacionaria comienza a reducirse y los incrementos salariales en periodos cada vez más cortos.

«Hoy en día es cada vez más común hacer operaciones en dólares, porque se sabe que si se recibe bolívares, ese dinero no va a tener poder de compra», dijo ante la audiencia compuesta por estudiantes.

Aristimuño resaltó que la hiperinflación se fue incubando con el tiempo y especificó algunos indicadores que llevaron al país a esta situación, como la disminución de las importaciones que cayeron de $59.339 en 2012 a $12.057 millones en 2017. También, la caída de la producción más de un millón de barriles de petróleo diarios en el mismo lapso y la caída del PIB.

«En 2012 el consumidor estaba ajeno a la situación de la economía. Al ir al supermercado tenía los bienes que iba a buscar, porque la producción nacional era sustituida por importaciones. Al bajar la oferta de bienes y servicios (por la restricción de importaciones), desde el punto de vista de la economía clásica, los precios comienzan a subir», dijo.

«La experiencia indica que cuando se atraviesa por la hiperinflación, los gobiernos no tienen la capacidad de manejar ese fenómeno, y por eso es que la historia reseña que esos periodos suelen ser cortos, de menos de un año, en términos promedio. Si las decisiones económicas no se toman, esto seguiría empeorando, por eso es de esperar que el gobierno se ve obligado de tomar decisiones, bien sea el de hoy o el de mañana, porque no puede convivir con este nivel de precios», afirmó.

Te podría interesar también