California busca independizarse de Estados Unidos tras la victoria de Donald Trump

// economiahoy.mx


La elección del magnate inmobiliario Donald Trump como nuevo presidente de Estados Unidos ha provocado miedo, incertidumbre y el renacer de movimientos de independencia como el de California. El fenómeno, bautizado como ‘Calexit’ (que significa California y exit, una combinación de palabras como la del brexit), ya existía antes de las elecciones del país, pero la victoria del republicano lo ha vuelto a poner sobre la mesa. 

Miles de personas se manifestaron la noche del miércoles en Sacramento, la capital del estado de California, liderados por el movimiento ‘Yes California Independence’, iniciado en 2014. El objetivo de las protestas era claro: pedían independizarse de Estados Unidos bajo el eslogan «California no es un estado, es una nación».

La campaña del ‘sí’ para la independencia tiene un calendario. Primero, presentar una iniciativa ciudadana en las elecciones de medio término de 2018. Y segundo, de ser aprobada la iniciativa, convocar un referendo a favor o en contra de la independencia de California para la primavera de 2019.

El movimiento considera que el dinero que les llega del gobierno federal no es suficiente para poder atender las necesidades de infraestructuras y otras partidas de gasto, por lo que quieren decidir su propio destino. «Como sexta economía más grande del mundo, California es económicamente más poderosa que Francia y tiene una población mayor que Polonia», señalan los partidarios de la independencia en su página web.

calexit-twiter-yes-california

Solos, pero con el dólar

«Sector por sector, California se compara y compite con países, no sólo con los otros 49 estados de la unión. Desde nuestro punto de vista, Estados Unidos representa muchas cosas que chocan con los valores de los californianos. Seguir siendo un estado significa que California continúa financiando a los otros estados en detrimento propio y de nuestros hijos», argumentan.

El líder del movimiento, Luis Martinelli, asegura que para realizar la consulta del pueblo californiano tan sólo serían necesarias 400,000 firmas entre los más de 39 millones de habitantes del estado. Además, añade que no pretenden embarcarse en un proceso conflictivo. Quieren ser reconocidos como «nación» y no como un mero estado. También pretenden mantener el dólar, ya que es una «moneda fuerte para negociar con el resto de países».

Aunque algunos expertos constitucionalistas aseguran que un estado no puede salir de una unión legalmente, lo cierto es que para que se lleve a cabo la iniciativa tendría que ser aprobada por todos y cada uno de los estados. En la primera frase de la Declaración de Independencia de Estados Unidos se especifica que los fundadores del país establecieron su derecho a «disolver los lazos políticos» y formar una nueva nación.

Te podría interesar también