Bloomberg: Se dispara el riesgo de default antes de pagos de Pdvsa en abril

Banca y Negocios @bancaynegocios

Bloomberg: Se dispara el riesgo de default antes de pagos de Pdvsa en abril

Los inversionistas están sopesando la posibilidad de un impago por parte de Pdvsa ante los fuertes vencimientos que la estatal petrolera enfrenta este mes, en que deberá cancelar más de 2,5 millardos de dólares por la maduración de bonos de deuda externa.

Lectura recomendada: Incertidumbre política disparó el riesgo país de Venezuela

De acuerdo con un reporte de la agencia Bloomberg, el riesgo de default escaló hasta 56% en el mes de marzo desde 40% en febrero, según la percepción del mercado. Se trata del mayor salto de este tipo que se ha registrado con respecto a títulos venezolanos desde el pasado mes de noviembre.

Asimismo, el incremento en el riesgo político a causa de la crisis institucional producto de los fallos (ahora suspendidos) en que el Tribunal Supremo intentó apropiarse de las funciones de la Asamblea Nacional han generado mayor preocupación sobre el país en el ámbito financiero.

Se considera que si Pdvsa logra cubrir los pagos pendientes del mes de abril, obtendrá oxígeno para afrontar el resto del cronograma de pagos, con 3,5 millardos pendientes para pagar entre octubre y noviembre de este año.

A raíz de los últimos acontecimientos políticos, la cotización de los bonos ha caído en días recientes a niveles mínimos de los últimos dos años.

Desde Aristimuño Herrera & Asociados, tal como se ha venido señalando a través de nuestros informes privados, creemos que Pdvsa cubrirá sus compromisos correspondientes al mes de abril y las expectativas para el año son de cumplir con los compromisos pendientes, siempre y cuando no ocurra un desplome en la cotización global del crudo.

Asimismo, es posible mencionar que el banco de inversión Barclays Capital ratificó esta tarde a través de un informe enviado a sus clientes que espera que Venezuela cumpla con sus compromisos crediticios este año.

Te podría interesar también