Arabia Saudita: La OPEP busca una reducción suficiente de la producción

AFP

Arabia Saudita: La OPEP busca una reducción suficiente de la producción

La OPEP quiere una “reducción suficiente” de la producción de petróleo para equilibrar el mercado, afirmó este jueves el ministro de Energía saudita antes de una reunión de la Organización de Países Exportadores de Petróleo en Viena.

El recorte podría decidirse durante esta reunión y “se distribuiría de forma igualitaria entre los países” en función del porcentaje de producción, estimó el ministro, Jaled al Faleh.

Añadió que Estados Unidos “no está en posición” de dictarle a la OPEP su conducta, después de que el presidente estadounidense Donald Trump pidiera a la organización que renuncie a reducir la producción para mantener los precios.

Washington “no está en posición de decirnos lo que debemos hacer” subrayó el ministro Jaled al Faleh, antes de iniciarse una reunión. “No necesito el permiso de nadie para disminuir” la producción, agregó.

Los ministros encargados de petróleo de la veintena de países reunidos en la capital austríaca comenzaron a negociar entre bambalinas el miércoles. Todos los actores reunidos, miembros y no de la OPEP, representan algo más de la mitad de la oferta mundial de petróleo y están vinculados desde fines de 2016 por un acuerdo para limitar la producción.

La mayoría de los analistas apuesta a que se anunciará una reducción de la producción de una amplitud que aún se desconoce para impulsar el precio del barril, que se sitúa en unos 60 dólares para el Brent, la referencia en Europa.

– “Tendremos una reducción” –

“Tendremos una reducción”, declaró en Viena el ministro de Petróleo de Omán, Mohamed bin Hamad al Rumhi. “Tendremos tiempo para aclarar los detalles antes de mañana [jueves]”, añadió.

Stephen Brennock, analista de la firma de corretaje londinense PVM, sostiene que el acuerdo sobre los nuevos recortes está casi “decidido por adelantado”.

El escenario contrario desencadenaría, en su opinión, “un frenesí de ventas de proporciones bíblicas y garantizaría la vuelta a una sobreabundancia mundial de petróleo. El único enigma de momento es el volumen de las reducciones”.

El margen de maniobra de la OPEP es reducido, con una Arabia Saudita con pocas posibilidades de desafiar abiertamente al presidente estadounidense después de la indignación internacional que generó el asesinato del periodista crítico con el poder del reino Jamal Khashoggi en el consulado de su país en Estambul.

El príncipe heredero saudita, Mohamed bin Salmán, necesita tanto la protección de su aliado en la Casa Blanca como un barril de crudo más caro para llevar a cabo sus reformas económicas.

“La clave será alcanzar un acuerdo con Trump”, opinan los analistas de Energy Aspects.

“La gran incógnita es la reacción del presidente Trump a una reducción de la producción”, insisten los analistas de ING.

La OPEP sigue marcada por el hundimiento de los precios registrado tras su decisión de abrir las compuertas a finales de 2014 para recuperar partes de mercado en manos del petróleo de esquisto estadounidense. El barril llegó a 45 dólares en enero de 2015, debilitando la economía de las petromonarquías.

Este fiasco de la OPEP puso en dudad la credibilidad de la organización.

Pero su alianza con otros productores permitió al grupo contribuir a la recuperación de los precios del crudo hasta inicios de octubre de 2018.

En junio, los productores relajaron su disciplina para permitir a Rusia y Arabia Saudita extraer más petróleo para compensar las pérdidas previstas de barriles iraníes, después de que Estados Unidos anunciara el restablecimiento de las sanciones contra las importaciones del crudo iraní.

En el último momento, Estados Unidos concedió exenciones a ocho países importadores, con niveles superiores a lo esperado por el mercado.

Esta decisión provocó el hundimiento de los precios de los dos últimos meses.

El ministro iraní de Petróleo, Bijan Namdar Zanganeh, solicitó el miércoles que su país quede exento de la reducción de producción “mientras no se retiren las sanciones estadounidenses ilegales”, lo que supone una posible fuente de tensiones para la reunión de este jueves.

Te podría interesar también